Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dhenao
Presidente de Francia, Emmanuel Macron, visita Beirut
Presidente de Francia, Emmanuel Macron, visita Beirut.
AFP

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió a su llegada al Líbano ayuda logística, médica y de investigación, ante de visitar junto a su homólogo libanés, Michel Aoun, el puerto de Beirut, donde el martes se produjo una fuerte explosión que ha causado 137 muertos y más de 5.000 heridos.

"Mi mensaje es un mensaje de hermandad, amor y amistad de Francia al Líbano, y buscamos asegurar la ayuda internacional para el pueblo libanés", declaró Macron a la prensa en el aeropuerto, donde fue recibido por el presidente libanés.

Lea aquí: HRW pide investigación de explosiones en Beirut de expertos internacionales 

El dirigente francés, que mantuvo una breve reunión en una sala del aeródromo con su homólogo antes de partir hacia el puerto capitalino, aseveró que en los próximos días coordinarán la asistencia "logística" y anunció el envío de un avión "con un equipo de investigación". 

"Sabemos que la crisis en el Líbano es grande y es política y ética, sobre todo, y su víctima es el pueblo libanés. Me reuniré con la sociedad civil y la prioridad es apoyar al pueblo libanés sin condiciones", aseveró Macron.

Ambos líderes se dirigieron posteriormente al punto donde tuvo lugar la explosión, ocurrida tras un incendio que se sospecha está vinculado con una segunda detonación, por motivos aún no determinados, que generó la deflagración de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, según el Gobierno.

La detonación generó una enorme onda expansiva que afectó a miles de viviendas y edificios destruyendo cristales y muros, lo que ha llevado a gran parte de la población de esa parte de la ciudad a buscar un techo en otros lugares.

Las autoridades de la Gobernación de Beirut han informado de que los daños podrían rondar los 3.000 o 5.000 millones de dólares y que aún hay alrededor de un centenar de desaparecidos.

El país está de luto oficial de tres días desde ayer y la capital libanesa se encuentra en estado de emergencia bajo la supervisión de las Fuerzas Armadas, encargadas del mantenimiento del orden. 

Protestas

Decenas de personas profirieron este jueves gritos contra la clase dirigente libanesa durante la visita del presidente Macron.

Una multitud arremolinada alrededor de Macron gritó consignas en francés pidiendo la salida de todos los políticos libaneses y calificando de "terrorista" al presidente libanés, Michel Aoun, quien este jueves recibió a su homólogo en el aeropuerto de la capital libanesa y le acompañó durante una visita al puerto.

"Estoy aquí y propondré un nuevo pacto político esta tarde y volveré el 1 de septiembre para hacerle un seguimiento", respondió Macron ante las protestas espontáneas en las inmediaciones de donde se encontraba inspeccionando los daños causados por la deflagración. 

Le puede interesar: Arresto domiciliario a responsables de almacenamiento en puerto de Beirut 

El pasado octubre estallaron en el Líbano protestas contra los dirigentes políticos y el sistema sectario que rige en el país, lo que llevó a la dimisión del entonces primer ministro, Saad Hariri, y a la llegada al poder del nuevo Gobierno de Hasan Diab.

Sin embargo, y aunque las manifestaciones perdieron fuelle durante la pandemia del coronavirus, han continuado de forma esporádica en medio de un empeoramiento de la grave crisis económica, que podrá profundizarse todavía más tras la explosión que ha dejado a miles de personas sin hogar e innumerables daños materiales.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.