Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ramadán.
Ramadán.
AFP

Una juez de Alaska ordenó a una cárcel a mejorar la dieta de sus presos musulmanes que cumplen el mes de ayuno de ramadán, luego que una ONG denunciara que las porciones, además de ser muy pequeñas, contenían carne de cerdo.

El Consejo para las relaciones Americano-Islámicas (CAIR) informó el jueves en un comunicado que la corte federal otorgó una "orden de restricción" contra el complejo correccional de Anchorage" exigiendo que "provean una dieta adecuada".

Los musulmanes celebran actualmente el mes sagrado del ramadán, ayunado desde el amanecer hasta la puesta de sol, lo que en Alaska se traduce en unas 18 horas sin probar comida.

CAIR introdujo el recurso hace dos días, denunciando que dos internos musulmanes eran obligados a "pasar hambre".

La cárcel les entrega dos bolsas con la comida para la noche pero, según la ONG, contiene carne de puerco, que por su religión no pueden consumir.

"Y por tanto reciben aún menos calorías que el ya bajo monto que recibían en primer lugar", indicó la demanda, que señala que los internos están consumiendo unas 500 calorías diarias, "que equivale a una dieta de hambre".

CAIR indicó en su demanda que esta práctica violaba la prohibición a "castigos crueles e inusuales" y el derecho al libre culto.

"La Constitución y el Congreso prohíben a las cárceles obligar a los reclusos a elegir entre su fe y los alimentos", dijo la directora de Litigios de CAIR, Lena Masri, citada en el comunicado.

"Esperamos que un tribunal hará lo que no hace el complejo correccional de Anchorage: garantizar que los presos musulmanes no sean víctimas de hambre o se vean obligados a violar los principios de su fe durante el mes sagrado del ramadán", que comenzó hace una semana.

El departamento penitenciario de Alaska no respondió a los llamados dpor un comentario.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.