Cargando contenido

Fue decretado el el estado de excepción en el vecino país que durará al menos 60 días.

Protestas en Ecuador, 3 de octubre de 2019
Pese al estado de excepción, en Quito los manifestantes seguían en las calles
Foto: AFP-Rodrigo Buendía

Juan Sebastián Roldan, secretario particular y vocero del presidente Lenín Moreno, explicó que el gobierno del vecino país tomó la decisión de decretar el estado de excepción, tras las protestas de un sector de la población en respuesta a unas medidas económicas que se adoptaron recientemente.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario explicó que el desmonte de unos subsidios al sector de los combustibles, desencadenó dichas movilizaciones ciudadanas que según él, tienen una estrecha relación con el expresidente Rafael Correa.

"Ayer el presidente de la República decretó un estado de excepción en el Ecuador y eso significa que El Estado puede tomar ciertas decisiones en el marco de ley y la Constitución para preservar el derecho de los ecuatorianos a la libre movilización a sus trabajos y a sus casas", dijo.

Indicó que "en días pasados el presidente Lenín Moreno en un proceso de sanear la economía nacional, decidió pasar un nuevo proyecto de reforma laboral al país y eliminar los subsidios al diesel y a la gasolina extra, que durante mucho tiempo le costaron al país más de mil 500 millones de dólares al año".

Le puede interesar: Protestas y estado de excepción tienen en máxima tensión a Ecuador

En ese mismo sentido, explicó que algunos sectores de los transportadores tomaron la decisión de realizar un paro, mientras reiteró que detrás de estas movilizaciones está el expresidente Rafael Correa.

"Otros hicieron ciertas movilizaciones en el país y esto tiene una estrecha relación con el gobierno del expresidente Correa que llevaba al Ecuador a un proceso similar al de Maduro y nosotros lo estamos impidiendo desde que llegamos al poder", manifestó.

Dijo que "son las protestas vandálicas y que están vinculadas con el expresidente Correa, las que buscan desestabilizar al Gobierno porque sus problemas judiciales en el país son muy graves (...) De todas maneras estamos vigilantes y nuestra obligacióin de Gobierno es preservar la pasz social y la constitución

Audio

(Audio) Juan Sebastián Roldan, vocero presidencial de Ecuador, sobre las protestas.

0:27 5:25

Roldán explicó que luego de haberse decretado el estado de excepción, la seguridad pasa a manos del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, para preservar el orden a nivel nacional.

"Las tanquetas no son militares, son vehículos policiales para evitar problemas en las calles. En el país ayer no hubo ningún tipo de evento violento, ni uso de gas lacrimógeno para dispersar a la población. La policía es la que lleva el control de la seguridad urbana y en la condición en la que estamos, esperamos poco a poco ir desmontando esta situación y tomar unas correcciones de los problemas de fondo que tiene el país", aseguró.

Agregó que "son sacrificios que le pedimos a la población y son eventos para corregir una situación muy grave que podría encaminar al país a la triste situación que Venezuela lleva por la cercana relación del expresidente Correa y el presidente Maduro".

También señaló que "el presidente Maduro mandó un mensaje como corresponde en ese tipo de líderes y eso enardeció la situación de los ecuatorianos que lo que menos quieren es acercarse a la dura situación que viven los hermanos venezolanos".

El vocero presidencial señaló que la estabilidad democrática en Ecuador no corre peligro y aseguró que "esto es parte de la protesta de un sector de la población y entendemos que tiene que haber gente descontenta porque hace rato eliminamos unos subsidios y hay costos en la vida que van a  subir como el transporte y los bienes comestibles, pero Ecuador tiene una economía dolarizada que no se puede comparar con las economías cercanas".

Más información: Decretan "estado de excepción" en Ecuador por violentas protestas

Agregó que "nosotros prevemos que la decisión de eliminar los subsidios de los combustibles no vaya a generar una inflación mayor al 1.5% (...) Hay ciudadanos que están descontentos y esas protestas pacíficas siempre serán permitidas".

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó el "estado de excepción" en todo el país ante las protestas sociales que se registran por el alza de hasta 123 % en los precios de combustibles.

Lea más: Reabren la frontera entre Colombia y Ecuador

"Con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional", dijo Moreno a la prensa tras liderar una reunión de gabinete.

La medida estará vigente durante 60 días según permite la Constitución y podría extenderse por otros 30.

Fuente

RCN Radio y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido