Cargando contenido

This undated picture released by North Korea's official Korean Central News Agency (KCNA) on September 10, 2017 shows North Korean leader Kim Jong-Un (front C) and his wife Ri Sol-Ju (behind Kim) attending an art performance dedicated to nuclear scientists and technicians, who worked on a hydrogen bomb which the regime claimed to have successfully tested, at the People's Theatre in Pyongyang. / AFP PHOTO / KCNA VIA KNS / STR / South Korea OUT / REPUBLIC OF KOREA OUT ---EDITORS NOTE--- RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO/KCNA VIA KNS" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS THIS PICTURE WAS MADE AVAILABLE BY A THIRD PARTY. AFP CAN NOT INDEPENDENTLY VERIFY THE AUTHENTICITY, LOCATION, DATE AND CONTENT OF THIS IMAGE. THIS PHOTO IS DISTRIBUTED EXACTLY AS RECEIVED BY AFP. /


El régimen norcoreano pidió  a Seúl que abandone sus maniobras militares con Washington, ya que considera que estas son "el factor principal" que alimenta la tensión en la península de Corea y que eleva el riesgo de guerra.

"Si las autoridades surcoreanas realmente quieren distensión y paz, deberían detener todo tipo de acciones militares", dijo y el principal diario norcoreano, Rodong Sinmun, en un artículo en el que afirma que las maniobras son el principal foco de tensión y están llevando a Corea "a una fase peligrosa en la que la situación puede ser impredecible".

La petición de Pyongyang es una de las reclamaciones permanentes del régimen a Seúl y es previsible que vuelvan a ponerse encima de la mesa cuando ambos países retomen las conversaciones militares bajo el acuerdo alcanzado en su histórica reunión del martes, y cuyas fechas está previsto que Seúl anuncie esta semana.

La demanda de Corea del Norte llega además pocos días después de que Seúl y Washington acordaran retrasar sus maniobras militares anuales hasta después de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, el pretexto que ha desatado un momento conciliador entre ambas Coreas.

"Antes de nada, debemos aliviar las graves tensiones militares entre Norte y Sur y preparar un entorno pacifico en la península", expuso el líder norcoreano, Kim Jong-un, en el artículo del Rodong.

El diario estatal norcoreano insiste en que "la tensión militar conduce a un círculo vicioso de confrontación" e insiste en que su supresión "y la eliminación del riesgo de guerra en la península de Corea es una cuestión importante para la unificación de las personas y la reunificación del país", que han de realizar sin intervención.

En este sentido, el Rodong arremete contra Estados Unidos, del que asegura que "está constantemente agravando" la situación con el objetivo de lograr "su ambición de supremacía mundial".

Por: EFE