Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Dereck Chauvin, exagente de policía que mató a George Floyd
AFP

Los alegatos finales en el juicio contra el expolicía acusado de matar a George Floyd arrancaron este lunes en un juzgado de Minneapolis, Minnesota, ciudad en la que el exagente Derek Chauvin presuntamente asfixió con su rodilla al afroamericano hasta su muerte en mayo de 2020. 

Tras escuchar los últimos argumentos de la Fiscalía y la defensa, los miembros del jurado se aislarán y encerrarán en un hotel para repasar todas las pruebas presentadas en el juicio y llegar a una sentencia unánime sobre cada uno de los tres cargos que enfrenta Chauvin. 

Lea aquí: Expolicía acusado de matar a George Floyd se niega a testificar

El exagente está imputado por los delitos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad. 

Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero. Chauvin, de 45 años, se ha declarado no culpable de todos los cargos imputados.

Asesinato en segundo grado

El asesinato en segundo grado en Estados Unidos se puede dar en dos escenarios: cuando el acusado mata intencionalmente a alguien, pero sin premeditación, o cuando no hay intención, pero se usa violencia para cometer el delito.

En sus alegatos finales, el fiscal Steve Schleicher argumentó que Chauvin es culpable de este cargo porque "agredió a Floyd, aplicó fuerza ilegal de manera intencional y le infligió daños corporales sustanciales", que terminaron con su muerte.

Según las pruebas presentadas por la Fiscalía de Minnesota, Chauvin presionó con su rodilla el cuello de Floyd durante 9 minutos y 29 segundos, lo que presuntamente provocó su muerte por asfixia. 

Asesinato en tercer grado

El cargo de asesinato en tercer grado requiere que la muerte ocurra de manera involuntaria, sin premeditación, pero por culpa de una actuación irresponsable o imprudente, como ocurre en muchos accidentes de tráfico en los que muere un peatón. 

Para los fiscales, Chauvin actuó con imprudencia hacia la vida humana al colocar su rodilla en el cuello de Floyd durante varios minutos, a pesar de que el hombre afroamericano aseguró en varias ocasiones que no podía respirar. 

"El acusado causó la muerte de Floyd por un acto intencional que fue eminentemente peligroso para otras personas y actuó con un estado mental que consistía en un indiferente desprecio por la vida humana", subrayó Schleicher. 

Le puede interesar: Arrestan a policía que le disparó al joven Wright y es acusada de homicidio involuntario

Homicidio en segundo grado

Para que Chauvin sea condenado por homicidio en segundo grado, el jurado deberá decidir que la muerte de Floyd ocurrió como resultado de la negligencia del exagente de policía.

"El acusado causó la muerte de Floyd, por negligencia culposa, ya que creó un riesgo irrazonable y se arriesgó de manera notoria a provocar la muerte o un gran daño corporal", alegó Schleicher.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.