Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Migrantes venezolanos.
Migrantes venezolanos empiezan a retornar a su país por la crisis sanitaria mundial de COVID-19.
AFP

La pandemia del coronavirus ha provocado un movimiento migratorio inesperado, principalmente en la frontera entre Colombia y Venezuela, por donde, en las últimas horas, han pasado miles de venezolanos que han decidido regresar a su país. 

Según cifras oficiales, solo el pasado fin de semana cruzaron más de 1.600 venezolanos los pasos fronterizos legales.

"Entre ayer y hoy hemos recibido 1.652 compatriotas", reportó el presidente Nicolás Maduro la noche del domingo en la televisión pública, al tiempo que destacaba que a todos se les estabán practicando exámenes médicos para determinar si eran portadores de COVID-19.

Lea aquí: Primera víctima de coronavirus en Cúcuta venía de territorio venezolano

"Los que den positivo van directo a los hospitales y Centro de Diagnóstico Integral y los que den negativo van a los hoteles y lugares reservados para pasar cuarentena", informó Maduro.

Maduro espera que en los próximos días la cifra de retornados se multiplique hasta los 15.000, que no solo estarían saliendo de Colombia sino también del Ecuador y Perú.

"Estamos pendientes de nuestros compatriotas quienes, víctimas de la xenofobia, han decidido retornar a Venezuela, su patria. Aquí les abrimos nuestros brazos como lo hemos hecho con millones de personas que han encontrado en nuestro país una tierra de paz y esperanza", remarcó el mandatario venezolano.

Sin embargo, en redes sociales, comienzan hacerse virales las denuncias de varios de los venezolanos que han regresado en las últimas horas, que apuntan a "improvisación" y"falta de condiciones" para albergarlos.

Varios hoteles, escuelas y terminales de pasajeros han funcionado de albergues temporales donde, según las autoridades, les brindarán alimentación y cobijo. 

Lea también: Al menos 1.350 venezolanos han sido llevados a la frontera desde Bucaramanga

La molestia es evidente entre la mayoría de los que han retornado porque resaltan que ni siquiera se cumplen las medidas mínimas para evitar el contagio, como evitar las aglomeraciones. 

Precisamente, la noche del lunes, el llamado protector del Táchira, Freddy Bernal, delegado por el propio Maduro en la frontera, tuvo que hablar frente una aglomeración de personas para explicarles lo que están haciendo. Ha reconocido que ha visto la molestia de muchos y que están intentando generar condiciones porque no tienen la capacidad de atención necesaria.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.