Cargando contenido

El frío extremo y la falta de atención médica ha complicado las condiciones para los menores en zona de conflicto.

Refugiados en Siria
Refugiados en Siria en campamentos instalados por la ONU.
AFP

Al menos 15 niños, en su mayoría menores de un año, murieron en Siria en las últimas semanas debido al frío invernal y la falta de atención médica, anunció el martes la ONU.

"Con las temperaturas invernales y la falta de cuidados", al menos ocho niños murieron en Rokban, un campamento de desplazados en el sur de Siria, y otros siete cuando huían con sus familias de un bastión yihadista en el este del país, indicó UNICEF en un comunicado.

Leer más: 2018, el año menos mortífero de la guerra en Siria

"Trece de ellos tenían menos de un año", agregó el comunicado.

"Problemas de salud que pueden ser prevenidos o tratados siguen acabando con la vida de bebés. No hay excusas para eso en el siglo XXI", dijo Geert Cappelaere, director regional de UNICEF para Oriente Medio y África de Norte.

En contexto: Unicef dice que el mundo volvió a fallar a niños afectados por las guerras

"Sin tratamientos de salud accesibles y fiables, una protección y viviendas, más niños van a morir día tras día en Rokban, Deir Ezzor y otros lugares en Siria. La historia nos juzgará por esas muertes que se pueden evitar", advirtió Cappelaere.

La guerra en Siria provocó desde 2011 más de 360.000 muertos y empujó a millones de personas al exilio o al desplazamiento en el interior del país.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido