Cargando contenido

Una vez conocida la decisión judicial, Correa tildó el proceso en su contra como una "payasada".

Rafael Correa alega que existe persecución en su contra
Rafael Correa alega que existe persecución en su contra
AFP

Un nuevo exmandatario de latinoamérica tendrá que responder ante la justicia por los sobornos de Odebrecht. Un tribunal de Ecuador decidió el viernes enjuiciar al expresidente Rafael Correa por supuestamente haber financiado su campaña para las presidenciales de 2013 con sobornos. 

El exmandatario (2007-20017) irá a juicio por cohecho, un delito imprescriptible por el que será juzgado en ausencia, ya que vive en Bélgica desde que dejara el cargo.

Lea además: Trump ordenó matar a Soleimani para "parar una guerra", no para comenzarla

Correa y otras 20 personas, entre ellos exfuncionarios de su administración y empresarios, serán enjuiciados por presuntamente recibir cerca de ocho millones de dólares de empresas, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht, para las presidenciales de 2013 a cambio de la entrega de obras, informó la Fiscalía.

La fiscalía señaló en su cuenta en Twitter que dentro del denominado "caso sobornos", registrado entre 2012 y 2016, la magistrada Daniella Camacho de la suprema Corte Nacional de Justicia (CNJ) resolvió que sean enjuiciados 21 de los 24 procesados inicialmente.

Tres involucrados fueron sobreseídos: una asesora de un exministro de Correa, un empresario y el exembajador de China en Quito Cai Runguo, acusado de conseguir contratos para empresas de su país. 

Camacho también llamó a juicio al exvicepresidente Jorge Glas, que cumple una condena de seis años de prisión por recibir coimas por valor de 13,5 millones de dólares de Odebrecht. Glas fue reelegido en 2017 junto al mandatario Lenín Moreno, pero perdió su cargo en enero de 2018 por estar preso.

"Persecusión"

Horas antes de la resolución judicial, Correa dijo por Twitter: "Con más ganas hoy nos llamarán a juicio por 'sobornos'. Todo es cuestión de tiempo. ¡Venceremos!". Una vez conocida la decisión judicial, Correa tildó el proceso en su contra como una "payasada".

Sobre el exmandatario pesan órdenes de arresto por secuestro y cohecho, delito penado en Ecuador con hasta siete años de prisión y cuyos hechos no prescriben. 

Una condena por este delito supondría el fin de la carrera política de Correa, pues la Constitución ecuatoriana impide presentarse como candidato en comicios a condenados por cohecho, enriquecimiento ilícito o peculado.

El expresidente socialista, quien después de entregar el poder se fue a vivir junto a su familia en Bélgica, de donde es su esposa, expresó el jueves también por Twitter: "2 años y medio de persecución. Correa tiene 30 juicios penales (aunque usted no lo crea) #InefableJuezaCamacho seguirá libreto para impedir que aparezca en papeleta 2021".

Correa enfrenta otro proceso por supuestamente ordenar el secuestro del político opositor Fernando Balda en Colombia en 2012. El exmandatario solo será enjuiciado si es llevado ante un tribunal, pues la ley no contempla el juicio en ausencia para este delito.

Lea también: Bolivia irá a elecciones presidenciales el próximo 3 de mayo

La Fiscalía abrió de oficio la investigación del "caso sobornos" tras la divulgación de un reporte periodístico del portal La Fuente. Las primeras detenidas del caso fueron dos funcionarias del gobierno del exmandatario socialista.

Al poco tiempo, Correa fue vinculado al caso por un depósito de 6.000 dólares que una persona que trabajaba con su exasesora hizo en su cuenta personal.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido