Cargando contenido

Foto: AFP



Los socorristas reanudaron este miércoles al amanecer las tareas de recuperación de cadáveres desde un autobús de pasajeros que cayó a un abismo en una ruta costera de Perú, dejando al menos 48 muertos, informó la policía.

Las labores a cargo de efectivos de la Policía, del Ejército y la Marina de Guerra eran dificultadas por la niebla y la marea alta, con olas que alcanzaban los restos del autobús volcado al mediodía del martes.

"Los trabajos de hoy también contemplan la recuperación del bus siniestrado, para lo cual se tiene previsto el arribo de una grúa", dijo a la prensa el coronel Edvino Escudero, jefe de Control de Carreteras de la Policía.

Al menos 48 personas murieron al caer el autobús de pasajeros interprovincial a un abismo de unos 100 metros luego de ser chocado por un camión.

Sólo seis ocupantes del autobús salieron con vida del accidente, que ocurrió en "la curva del diablo" de la carretera Pasamayo, un desvío de la ruta Panamericana, a unos 45 kilómetros al norte de Lima.

El autobús, que había partido hacia Lima con 55 pasajeros y dos tripulantes desde la ciudad de Huacho, 130 km al norte de la capital, quedó volcado a metros del mar tras caer desde lo alto de la ruta.

Al caer la noche los socorristas debieron suspender las tareas de recuperación de cuerpos del autobús, que quedó parcialmente anegado por las olas al subir la marea horas después del accidente.

La carretera de Pasamayo tiene unos 20 kilómetros de longitud, bordea el mar y es una ruta peligrosa porque es frecuente que haya niebla. A veces la visibilidad es mínima y la alta humedad vuelve resbaladizo al asfalto.

Es una ruta muy transitada que conecta la capital con el llamado Norte Chico y reservada para camiones y autobuses, pues los automóviles circulan por la Panamericana.

Más de 2.500 personas murieron en accidentes de tránsito en Perú en 2016, según cifras oficiales. Los datos de 2017 no han sido publicados todavía.

 

Por: AFP