Cargando contenido

A Josu Ternera lo liberaron bajo control judicial, pero fue recapturado antes de poner un pie fuera de la cárcel en París.

Josu Ternera
EFE

Pocas horas después de que una corte francesa ordenara su liberación bajo control judicial, el veterano líder de ETA, Josu Ternera, volvió a ser detenido en París en virtud de una solicitud de extradición de España.

Lea además: "Falsa paz" en Colombia dispara solicitudes de asilo en España, según ONG

Jose Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, su nombre verdadero, debía ser liberado de la cárcel de la Santé, en el centro de la capital francesa, este miércoles por la noche pero no pudo poner un pie fuera de ella. A este lugar fue trasladado tras su detención el 16 de mayo en la localidad de Sallanches, en el sureste de Francia. 

La fiscalía general debe ahora examinar el pedido de extradición de España que quiere juzgar a Ternera por su presunta implicación en el atentado de 1987 contra una casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en el que murieron 11 personas, entre ellos cinco niños.

Tras esta nueva detención, que puede durar hasta 48 horas, Josu Ternera será presentado ante la fiscalía general de París, que le notificará el pedido de extradición en su contra.

Posteriormente, la Corte de Apelaciones de París deberá decidir si lo mantiene o no en prisión preventiva a la espera de un examen completo de la solicitud de Madrid.

"Una muy buena noticia", reaccionó en Twitter el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite). En la misma línea, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) expresó su "satisfacción" por la nueva detención de Ternera.

Horas antes de la recaptura, Covite había solicitado a Francia que extremara "su vigilancia sobre Josu Ternera para evitar una nueva fuga del terrorista. No podemos obviar el historial de huidas del terrorista en los últimos años, en los que ha burlado reiteradamente el cerco policial de varios cuerpos de Europa”.

El antiguo número uno de la organización armada disuelta el año pasado, fue condenado en rebeldía en 2010 y 2017 por la justicia francesa por asociación con fines terroristas, pero tras su detención en mayo se opuso a estas sentencias pronunciadas en su ausencia y pidió volver a ser juzgado.

Sus abogados, Laure Heinich-Luijer y Laurent Pasquet Marinacce, sostuvieron ante la corte que su estado de salud era "incompatible" con su detención, aunque no confirmaron si tiene cáncer, como afirma la prensa española. Dijeron que sufre de la próstata y que debe ser "operado rápidamente".

Le puede interesar: Expresidente Sarkozy será juzgado por corrupción y tráfico de influencias

Sentados en primera fila en la sala del tribunal, el hijo y la hija del ex etarra, Egoitz e Irati Urrutikoetxea, se abrazaron efusivamente tras escuchar la decisión de la corte de liberar a su padre. 

Esta decisión "abre nuevas perspectivas en la vía de la reconciliación", había dicho a la prensa Egoitz.

Ternera, que estuvo prófugo durante más de 16 años, dio a la corte su "palabra de vasco" de que no huiría de la justicia. "En el País Vasco la palabra es sagrada", aseguró. 

Líder entre finales de 1970 y finales de 1980 de la organización separatista vasca armada, disuelta hace un año, a Ternera se le consideró el ideólogo de la estrategia del terror emprendida en los años 80 donde se adoptó por atentados con carros bomba, la estrategia más mortífera en la historia de ETA.

Fundada en 1959 bajo la dictadura de Francisco Franco, ETA protagonizó más de 40 años de violencia por la independencia del País Vasco y Navarra que dejaron un rastro de al menos 853 víctimas mortales.

Acorralada por la presión policial en España y Francia, en octubre de 2011 anunció el fin de la lucha armada y se acabó disolviendo en mayo de 2018

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido