Los activistas creen que los operativos continuarán por el resto de la semana, como sucedió en Los Ángeles hace unos días.

Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)
Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Estados Unidos.
AFP

Al menos 150 personas fueron arrestadas en los últimos dos días en el norte de California (EE.UU.) en el curso de un operativo de las autoridades federales centrado en las "ciudades santuario" que defienden a los inmigrantes, anunció hoy el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)

Las redadas comenzaron el domingo en el área de la Bahía de San Francisco, unas horas antes que la alcaldesa de Oakland, Libby Schaafal, alertara a la comunidad sobre lo que iba a suceder.

El director adjunto del ICE, Thomas D. Homan, criticó el hecho de que la alcaldesa publicitara sus sospechas.

El alerta "aumentó el riesgo para los oficiales y alertó a los extranjeros criminales, dejando en claro que esta decisión imprudente se basó en su agenda política", dijo Homan.

En contraste los activistas y defensores de los derechos de los inmigrantes alabaron a Schaafal.

Familiares y vecinos de cerca de 40 de los detenidos se comunicaron con la Red de Respuesta Rápida, una coalición de organizaciones pro inmigrantes que alentó al público a denunciar las acciones de la agencia federal.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) asegura en un comunicado que los informes recolectados por la Red sugieren que los agentes de inmigración están aterrorizando a las minorías y los latinos.

"Parece que ICE apunta selectivamente a los vecindarios latinos, somete a las personas involucradas en actividades inocentes a cuestionamientos coercitivos y engaña a las personas para que abran sus puertas al representarse erróneamente como policía local", dijo Angélica Salceda, abogada de ACLU en el norte de California.

En un comunicado ICE advirtió que alrededor de la mitad de los detenidos tiene antecedentes criminales, incluyendo condenas por asalto, agresión, delitos contra niños, cargos por posesión de armas y manejar bajo la influencia del alcohol o drogas.

Entre los arrestados se encuentra Armando Núñez-Salgado, de 38 años, calificado como un fugitivo de las autoridades federales. El inmigrante mexicano esta acusado de pertenecer a la pandilla de los Sureños y había sido deportado en cuatro ocasiones anteriores.

En los últimos 18 años Núñez Salgado ha acumulado condenas en California que suman más de 15 años en prisión.

Otro caso que las autoridades resaltaron fue el arresto de un ciudadano mexicano que había sido deportado ocho veces en la localidad de Bay Point.

Los arrestos se produjeron en Monterrey, Oakland, Fresno, Napa, San Francisco, Sacramento, Santa Clara y Salinas, entre otras ciudades.

Los activistas creen que los operativos continuarán por el resto de la semana, como sucedió en Los Ángeles hace unos días.

El operativo en el área metropolitana de Los Ángeles dejó 212 inmigrantes arrestados, 122 notificaciones de inspección a negocios del área, y un sinnúmero de citaciones a indocumentados para que se presenten a inmigración.

Los activistas alentaron a los inmigrantes a recordar que tienen derechos y que pueden negarse a abrir la puerta.

"La gente de California debe asegurarse de documentar cualquier interacción con los agentes de ICE y llamar a las líneas directas de respuesta rápida para informar la actividad", recalcó Salceda. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido