Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Refugiados de Ucrania
Ucranianos evacuando ciudades atacadas por el Ejército ruso.
AFP

Los refugiados que han huido de Ucrania desde el estallido de la guerra el 24 de febrero ascienden a 2,8 millones de personas, de los que más de la mitad (1,7 millones) llegaron a la vecina Polonia, según las cifras que actualiza diariamente la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El resto de países vecinos de Ucrania también siguen recibiendo este flujo de refugiados: 255 mil llegaron a Hungría, 204 mil a Eslovaquia, 131 mil a Rusia, 106 mil a Moldavia, 84 mil a Rumanía y 1.200 a Bielorrusia. 

Otros países europeos sin frontera con Ucrania acogen ya a 304 mil refugiados por este conflicto, que también ha causado más de dos millones de desplazados internos, según los cálculos de ACNUR.

Lea aquí: Invasión de Rusia a Ucrania: Petróleo cae por negociaciones y confinamiento en China

La agencia de Naciones Unidas prevé que, de continuar el conflicto armado, el número de refugiados podría superar los cuatro millones, y el de desplazados internos podría alcanzar los 6,7 millones.

La crisis de refugiados es la peor que vive Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y una de las más graves en la actualidad, donde también se han vivido grandes éxodos en países como Venezuela (más de seis millones) y Siria (6,8 millones). 

Polonia pide "solidaridad"

La ministra polaca de Familia y Política Social, Marlena Malag, pidió este lunes la "solidaridad" de todos los países de la Unión Europea (UE) ante la llegada de refugiados ucranianos al club comunitario y no solo la de los Estados próximos a la frontera de la antigua república soviética.

Le puede interesar: Zelenski: las reuniones con Rusia pretenden lograr una reunión con Putin

La política indicó que, si como ya está sucediendo, los ataques rusos se extienden a Leópolis, en el área occidental de Ucrania, Polonia espera que llegue a su territorio "incluso un mayor número de personas".

"Sabemos que esta gente que llegará será menos acaudalada, necesitará mayor apoyo financiero, así que el apoyo y la cooperación basados en la solidaridad de todos los Estados miembros, no solo de aquellos que están en primera línea, será imprescindible", declaró Malag durante la reunión de ministros de Empleo y Asuntos Sociales de los Veintisiete que se celebra hoy en Bruselas.

En esa reunión los países debatieron sobre los esfuerzos que están realizando para acoger e integrar a los refugiados que huyen de la guerra en Ucrania y la Comisión presentó su propuesta para flexibilizar las normas con el objetivo de permitir que los Estados miembros destinen fondos de cohesión a ayudar a quienes escapan del conflicto bélico. 

También lea: Reunión de alto nivel en Roma entre EE. UU. y China sobre guerra en Ucrania

Polonia, junto con Hungría y Chequia, ha sido en el pasado uno de los países más reacios a recibir inmigrantes procedentes de Oriente Medio o el norte de África en su territorio.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.