Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Boris Johnson con la reina Isabel II
Cortesía @RoyalFamily

La reina Isabel II aprobó este miércoles formalmente la petición del primer ministro británico, Boris Johnson, de suspender el periodo de sesiones del Parlamento a partir de la segunda semana de septiembre.  

El Consejo Privado de la jefa de Estado del Reino Unido indicó en un comunicado que las cámaras quedarán prorrogadas "no antes del lunes 9 de septiembre y no después del jueves 12 de septiembre", hasta el 14 de octubre, dos semanas antes de la fecha del Brexit.

Lea aquí: Boris Johnson pide suspender el Parlamento hasta el 14 de octubre

El Parlamento de Westminster suspende su sesión habitualmente durante varias semanas en septiembre con motivo de las conferencias anuales de los partidos políticos, pero este año la interrupción será bastante más larga.

Esto dejará muy poco tiempo a los diputados, que regresan de vacaciones el 3 de septiembre, para intentar evitar un Brexit sin acuerdo el 31 de octubre.

A pesar de la polémica, la monarca, de 93 años, ha dado luz verde a un mecanismo que es habitual en el Reino Unido tras la formación de un nuevo Ejecutivo.

Aún así, Johnson ha programado una suspensión parlamentaria de cinco semanas, la más larga desde 1945, lo que ha incrementado la percepción entre la oposición de que pretende evitar el escrutinio de la Cámara de los Comunes.

Pocas horas antes de que el palacio de Buckingham emitiera su decisión, el líder laborista, Jeremy Corbyn, le había enviado una carta a la reina Isabel II en la que aseguraba que la solicitud de Boris Johnson no era "aceptable". 

Moción de censura

Según señaló Corbyn en esa misiva, el primer ministro está tratando de "avasallar" la democracia del Reino Unido a fin de "forzar una salida sin acuerdo de la Unión Europea" el próximo 31 de octubre.

"Cuando el Parlamento se reanude -según su calendario, de manera muy breve la próxima semana-, lo primero que haremos es intentar legislar para impedir lo que está haciendo", adelantó. 

"En segundo lugar, convocaremos una moción de confianza en algún momento", agregó. 

"Aberración constitucional"

Entre tanto, el presidente del Parlamento británico, John Bercow, calificó este miércoles de "aberración constitucional" la medida anunciada por el primer ministro, Boris Johnson para evitar un debate sobre el brexit.

"No importa cómo se disfrace, es cegadoramente obvio que el propósito de la suspensión ahora sería evitar que el Parlamento debata el brexit y lleve a cabo sus tareas de moldear un rumbo para el país", lamentó Bercow, que se encuentra actualmente de vacaciones. 

Le puede interesar: Johnson, pesimista sobre un acuerdo de brexit

Según Bercow, en estos "momentos tempranos" en el liderazgo de Johnson al frente del Gobierno británico, éste debería "buscar establecer, en lugar de socavar, sus credenciales democráticos y su compromiso con la democracia parlamentaria". 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.