Cargando contenido

Se les facilitará el acceso al trabajo a Hongkoneses y a largo plazo, el acceso a la ciudadanía británica.

Boris Johnson, primer ministro británico
Boris Johnson, primer ministro británico.
AFP

El gobierno británico anunció este miércoles que extenderá los derechos de inmigración para los habitantes de Hong Kong, al estimar que la nueva ley sobre seguridad nacional impuesta por China a la excolonia británica constituye una "violación manifiesta" de su autonomía.

"Hemos examinado con atención el contenido de esta ley sobre seguridad nacional desde su publicación ayer por la noche", declaró el jefe de la diplomacia Dominic Raab ante la prensa. Esta "constituye una violación manifiesta de la autonomía de Hong Kong y una amenaza directa para las libertades de su población", añadió. 

Le puede interesar: Policía de Hong Kong detiene a 180 manifestantes, siete bajo la nueva ley de seguridad

También viola de manera "manifiesta y grave" la declaración común firmada en 1984 entre el Reino Unido y China, que allanó el camino a la retrocesión en 1997, indicó.

Como consecuencia, el primer ministro conservador Boris Johnson anunció a los diputados que el Reino Unido pondría en marcha su promesa de extender los derechos de inmigración para los habitantes del territorio. 

El gobierno modificará las condiciones adjuntas al "pasaporte británico de ultramar", el BN(O), para hacerlas más favorables, permitiendo a sus titulares ir y trabajar en el Reino Unido y facilitando a largo plazo el acceso a la ciudadanía británica.

El número de personas que poseen el BN(O) es de alrededor 350.000, una cifra que prácticamente se duplicó desde el inicio de las protestas en Hong Kong hace un año.

Pero otros 2,9 millones de hongkoneses --todos los nacidos antes de 1997-- pueden optar a este documento.

El martes, el gobierno británico se mostró "muy preocupado" por la polémica ley sobre seguridad promulgada por el presidente chino, Xi Jinping, pidiéndole "modificar esta decisión.

lea también: ¿Qué hablarán Trump y López Obrador en reunión del próximo 8 de julio?

El Reino Unido devolvió Hong Kong a China en 1997, con la condición de que el territorio conservara ciertas libertades, así como la autonomía judicial y legislativa durante 50 años.

El texto aprobado el martes, tras una ola de manifestaciones por las libertades en Hong Kong, prevé castigar las actividades de secesión, "terroristas", la subversión, o las injerencias extranjeras en el territorio autónomo chino.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido