Cargando contenido

El país iniciará un desconfinamiento progresivo a partir del 1 de junio y la entrada de viajeros será desde el 8 de junio.

Sobrevuelo de avión en zona montañosa
Referencia Ingimage

El Reino Unido impondrá a partir del 8 de junio un aislamiento de 14 días a los viajeros procedentes del extranjero para prevenir la propagación del coronavirus, según confirmó este viernes el gobierno británico, suscitando las críticas del sector aéreo. 

A su llegada al país, los viajeros -británicos o extranjeros- tendrán que rellenar un formulario con sus datos, precisando dónde pasarán la cuarentena, explicó en rueda de prensa la ministra del Interior Priti Patel.

"Ahora que la transmisión está reduciéndose localmente tenemos que vigilar los casos importados", en un momento en que las aerolíneas se disponen a reanudar algunos de sus vuelos, afirmó Pattel.

Lea aquí: Mas de 10.000 personas participarán en nueva fase del ensayo de vacuna de Oxford

Habrá controles aleatorios, los infractores podrán ser multados con 1.000 libras (1.200 dólares) y quienes se nieguen a proporcionar sus datos pueden ver denegada su entrada en el país, precisó.

Sin embargo, se harán excepciones para los transportistas, el personal sanitario y los jornaleros del sector agrario. También para los viajeros procedentes de Irlanda, pero no de Francia como habían dado a entender recientemente los gobiernos de Londres y París. 

Segundo país del mundo tras Estados Unidos con más muertos por COVID-19, 36.393 contagios contabilizados hasta este viernes (+351 en las últimas 24 horas), el Reino Unido iniciará un desconfinamiento progresivo a partir del 1 de junio.

Revisable cada tres semanas

"Evidentemente, los ciudadanos británicos que regresen podrán seguir la cuarentena en su casa. Los visitantes tendrán que tomar disposiciones para poder efectuar esta cuarentena", explicó el ministro de Irlanda del Norte, Brando Lewis, en la televisión Sky News.

Quienes no dispongan de un alojamiento adecuado -hotel, amigos, familia- deberán aislarse en un lugar proporcionado por el gobierno. La medida comenzará a aplicarse el 8 de junio y será revisada "cada tres semanas", precisó Pattel. 

El anuncio provocó airadas críticas del sector aéreo, muy sacudido por el confinamiento que dejó la inmensa mayoría de sus aviones en tierra, y que teme ahora ver su reactivación diezmada por la cuarentena.

EasyJet anunció el jueves que preveía reanudar algunos vuelos a partir del 15 de junio, principalmente "vuelos internos en el Reino Unido y Francia" con medidas sanitarias a bordo. Y afirmó que anunciaría en las próximas semanas "rutas adicionales a medida que aumente la demanda".

Le puede interesar: El coronavirus mata más jóvenes en Brasil que en otros países

Su rival irlandesa de bajo costo Ryanair anunció la reanudación de sus vuelos para julio. Su presidente, Michael O'Leary, tildó de "tonta" e "impracticable" la idea de imponer una cuarentena a las llegadas internacionales.

Por su parte, Virgin Atlantic, que se encuentra en graves dificultades financieras, advirtió el viernes que esta medida impediría la reanudación de sus vuelos.

"Con estas restricciones, simplemente no habrá suficiente demanda para reanudar los vuelos de pasajeros antes de agosto como muy pronto", afirmó una portavoz.  

La asociación Airlines UK estimó que "matará" los viajes internacionales al Reino Unido. Y John Holland-Kaye, responsable del aeropuerto de Heathrow, el más transitado de Europa, subrayó que la cuarentena debería ser "por tiempo limitado". 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido