Cargando contenido

El periodista saudí fue desmembrado en la sede del consulado de Arabia Saudita en Estambul.

Mohamed bin Salmán.
Príncipe saudí, Mohamed bin Salman.
AFP

El príncipe Mohamed bin Salman y otros altos cargos de la monarquía saudí tienen responsabilidad en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul, Turquía,  según los resultados de una investigación de Naciones Unidas publicados este miércoles.

Lea aquí - Más de 70 millones de desplazados en el mundo durante 2018 por la guerra: ONU

La conclusión aparece en un informe de cien páginas presentado por la relatora de Naciones Unidas para las ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, quien visitó este año Turquía para investigar los sucesos del 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí.

En el documento, que la próxima semana será presentado oficialmente ante el Consejo de Derechos Humanos, Callamard pide a la comunidad internacional que aumente las sanciones contra el príncipe saudí y sus propiedades, "hasta que pueda probar que no tiene ninguna responsabilidad".

El periodista "fue víctima de una ejecución deliberada y premeditada por la que Arabia Saudí es responsable bajo las leyes internacionales en materia de derechos humanos", concluye el informe de Callamard, elaborado tras seis meses de investigaciones.

Khashoggi, columnista del Washington Post y abiertamente crítico con la monarquía de su país, fue presuntamente asesinado y descuartizado por agentes saudíes en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, a donde se había dirigido para tramitar su matrimonio, un suceso que generó una amplia condena en la comunidad internacional.

Según el amplio informe de la relatora, hay "evidencias creíbles que ameritan una mayor investigación" sobre la responsabilidad del príncipe saudí en estos hechos "por parte de una autoridad apropiada", por lo que se demanda al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que también tome cartas en el asunto. 

El secretario general de la ONU "debería él mismo poder abrir una investigación penal internacional de seguimiento sin que tenga que intervenir un Estado", añadió.

Pero, igual que el resto de expertos independientes de la ONU, Callamard no habla en nombre de Naciones Unidas.

Por su parte, Turquía reaccionó al informe asegurando que lo respalda firmemente, dijo el ministro de Exteriores Mevlüt Cavusoglu en Twitter.

En el proceso de investigación del caso en Arabia Saudita, la acusación descartó la responsabilidad del príncipe heredero y acusó a 20 personas, pidiendo la pena de muerte para cinco hombres.

Le puede interesar: Trump lanzó su campaña para las presidenciales de 2020

Callamard pide la suspensión de este juicio, considerando que el proceso judicial no respeta las normas internacionales. También pide al FBI que abra una investigación por el asesinato del periodista, que era residente en Estados Unidos.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido