Cargando contenido

Al menos 380 líderes de esta congregación religiosa estarían involucrados en casos de abuso sexual. 

Iglesia catolica
Reposan 148 investigaciones de abusos sexuales contra la iglesia católica en Chile
Imagen de uso libre

Según una investigación periodística difunda en los Estados Unidos, cientos de líderes espirituales y personal administrativo de la Iglesia Bautista del Sur en Texas y otros estados han sido acusados por abuso sexual durante los últimos 20 años.  
 
Al menos 380 líderes de la Iglesia Bautista del Sur, entre pastores, ministros, maestros dominicales, diáconos y voluntarios, enfrentaron algún tipo de acusación por conducta sexual inapropiada que dejaron más de 700 víctimas durante las últimas dos décadas, algunas de ellas de apenas 3 años de edad. 
 
Así lo reveló una investigación conjunta de los dos principales diarios de Texas, The Houston Chronicle y San Antonio Express-News, que luego de más de seis meses de trabajo encontraron que unos 220 de los acusados fueron condenados por abuso sexual o negociaron acuerdos para reducir sus penas. 
 
Algunos de los acusados confesaron sus actos o renunciaron a sus cargos dentro de la congregación protestante, considerada como la más grande de los Estados Unidos al contar con 15 millones de miembros. 

En contexto: Casi 700 curas católicos de Illinois acusados de abuso sexual contra menores

Según la investigación periodística, la gran mayoría de los acusados perteneció a iglesias de Texas y a la fecha existen más de 100 que a pesar de figurar en el registro central de delincuentes sexuales, se mantienen en algún ministerio de la congregación. 
 
De acuerdo a los diarios, muchas de las víctimas enfrentaron el rechazo de sus iglesias y fueron abandonadas a su suerte, mientras que a otras se les pidió perdonar a sus atacantes o que abortaran, como les ocurrió a mujeres que habían quedado embarazadas. 
 
A su vez, varios de los acusados permanecen aún bajo custodia a la espera de que concluyan sus condenas en cárceles estatales y federales, ubicadas desde California hasta Florida. 

También lea: Los repudiables "argumentos" de adultos que han abusado de menores de edad
 
La investigación también advierte que al menos 35 pastores y personal administrativo señalados por conductas inadecuada fueron aceptados luego en iglesias, sin que los líderes de sus congregaciones alertaran a las autoridades. 
 
Varios expresidentes y líderes de la Convención Bautista del Sur (SBC, por sus siglas en inglés) fueron criticados por las presuntas víctimas, debido a que ocultaron u obstaculizaron las acusaciones presentadas. 
 
El actual presidente de SBC, J.D. Greear, calificó los abusos descritos en el informe de "pura maldad". 
 
"Estoy devastado por las revelaciones de hoy. Las voces en ese artículo deben ser escuchadas como una advertencia de Dios, que reclama arrepentimiento por parte de la iglesia", dijo Greer en una declaración difundida en su cuenta de Twitter, y se comprometió a hacer todo lo posible para prevenir situaciones semejantes. 

Le puede interesar: Asesora de Trump asegura ser víctima de abusos sexuales
 
La gran mayoría de las víctimas eran adolescentes que fueron ultrajadas en más de una ocasión, según la investigación que revela que algunas víctimas tenían tres años de edad y fueron abusadas en las oficinas de los pastores durante las clases dominicales. 
 
La investigación afirma que los pocos adultos que fueron objeto de abuso sexual, entre hombres y mujeres, habían ido a buscar ayuda pastoral. 
 
La revelación periodística se da en medio del escándalo que rodea a la iglesia católica estadounidense por la revelación, el año pasado, de casos de abuso sexual a menores de edad, que implican a unos 1.200 curas. 
 
El pasado 31 de enero, quince diócesis del estado de Texas, incluyendo las de Austin, San Antonio, Dallas y Houston, revelaron los nombres de 286 sacerdotes y otros cargos eclesiásticos, que supuestamente han abusado sexualmente de menores de edad a lo largo de las últimas décadas.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido