Cargando contenido

El expresidente se suicidó la semana pasada.

Una valla de Odebrecht en Río de Janeiro (Brasil)
Una valla de Odebrecht en Río de Janeiro (Brasil)
Foto de AFP

El exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, entregó a los fiscales de ese país "las rutas del dinero" que la empresa brasileña repartió entre políticos peruanos, en un escándalo de corrupción que salpica al expresident,e Alan García, quien se suicidó hace una semana.

"El señor Barata ha dado una explicación de las rutas del dinero", declaró el fiscal peruano Rafael Vela, jefe del equipo que interrogó por segundo día al hombre más fuerte de Odebrecht en Perú en la sede de la Fiscalía federal de la ciudad brasileña de Curitiba.

"Nos sentimos absolutamente satisfechos con lo que ha dicho", añadió el Fiscal.

Lea además: Empleados de American Airlines y Delta denuncian abusos laborales

Vela no dio detalles, pero el portal peruano IDL-Reporteros indicó que Barata había ratificado ante los fiscales que Odebrecht pagó más de cuatro millones de dólares a Luis Nava, quien era entonces secretario del presidente Alan García (en su segundo mandato, 2006-2011), con el fin de asegurarse contratos de obras públicas.

Los pagos ilícitos a quien era mano derecha del entonces presidente García fueron hechos en dos aportes a partir de 2006, según el portal de periodismo de investigación, que filtra documentos sobre el escándalo de Odebrecht.   

"Jorge Barata acordó pagarle a Luis Nava USD 3 millones para garantizar que las obras de la Carretera Interoceánica Sur continúen; y que Odebrecht conquistara nuevos proyectos", señaló IDL-Reporteros en Twitter.

De acuerdo al portal, Barata relató a los fiscales que Nava "fue la persona que abría las puertas de Palacio de Gobierno durante el mandato de Alan García".

Más informaciónExjefe de Odebrecht en Perú confirma aportes al partido de Alan García

La Fiscalía peruana sospecha que el destinatario final del dinero era Alan García, versión que el expresidente siempre negó.

En una carta difundida tras su muerte García declaró que "no hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riqueza. La historia tiene más valor que cualquier riqueza material".

Un segundo pago por 1,3 millones de dólares se hizo a través de un banco de Andorra a nombre del expresidente de la petrolera estatal PetroPerú, Miguel Atala, quien ofició de testaferro, según IDL.    

"Barata explicó que Miguel Atala actuó como testaferro de Luis Nava para que éste pudiera recibir un millón 300 mil dólares de Odebrecht a través de la offshore Ammarin Investment, vía la Banca Privada de Andorra", añadió el portal.

Un pago adicional de medio millón de dólares se hizo a José Luis Nava, hijo de Luis Nava, según el exjefe de Odebrecht. 

Luis Nava, quien está detenido en Lima por 10 días en el marco de esta causa, niega los aportes ilícitos de Odebrecht. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido