Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Aniversario 25 de genocidio en Ruanda
AFP

Acompañado de varios invitados, especialmente africanos, el jefe de Estado ruandés, Paul Kagame, encendió una llama de recuerdo en el memorial de Gisozi en Kigali. Luego, pronunció un discurso en una ceremonia en el estadio Amahoro.

"Ruanda es ahora una familia, por ello seguimos existiendo a pesar de todo por lo que hemos pasado", aseguró el mandatario. 

Esta jornada abrió oficialmente una semana de actividades relacionadas con el genocidio, con debates y reflexiones sobre diversas temáticas, y programas de sensibilización en todo el país, así como un duelo oficial de cien días, que se acabará el 4 de julio.

Para los sobrevivientes, la conmemoración del genocidio sigue siendo un acontecimiento difícil que hace resurgir las imágenes de las matanzas que costaron la vida entre abril y julio de 1994 a al menos 800.000 personas, según la ONU, -muchas a machetazos-, de las cuales el 70 % fueron tutsis (diferenciación étnica impuesta en la época colonial belga), aunque también murieron hutus moderados.

Lea además: La radio que invitaba a matar

Las masacres, perpetradas por las Fuerzas Armadas Ruandesas (FAR) y los milicianos hutu Interahamwe, así como por muchos civiles hutu exaltados por la propaganda antitutsi, comenzaron el 7 de abril de 1994, luego del asesinato del presidente Juvenal Habyarimana, un hutu.

La matanza terminó el 4 de julio con la entrada a Kigali de la rebelión tutsi del Frente Patriótico Ruandés (FPR), dirigido por Kagame. Líder de Ruanda desde entonces, encabezó la recuperación de su país, que salía de la nada.

"Es imposible comprender en su totalidad la soledad y el enfado de los supervivientes, y sin embargo, una y otra vez, les hemos pedido hacer los sacrificios necesarios para dar a nuestra nación una nueva vida", dijo Kagame. 

Macron propone jornada de conmemoración

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció su intención de convertir la fecha del 7 de abril en una jornada de conmemoración del genocidio de los tutsis en Ruanda.

"El presidente de la república se felicita del trabajo de memoria llevado a cabo por los supervivientes y desea que la fecha del 7 de abril sea a partir de ahora una jornada de conmemoración del genocidio de los tutsis", indicó un comunicado de la presidencia francesa.

Le puede interesar: Masacre de la Rochela, 30 años de impunidad

Pero desde hace unos días, Macron también anunció dos gestos para intentar dilucidar el rol de Francia en el genocidio ruandés de 1994, al abrir a los historiadores todos los archivos y reforzar los medios para llevar ante la justicia a los responsables de aquellas matanzas.

Macron recibió el viernes en el palacio presidencial del Elíseo a miembros de la asociación Ibuka France, dedicada al "apoyo a los supervivientes" y a la "memoria" de esta tragedia. En esa ocasión, se anunció la creación de un comité de historiadores que tendrá acceso a "todos los archivos franceses" sobre el período 1990-1994.

La creación de esta comisión corresponde a un compromiso de Macron tras una reunión con el presidente ruandés Paul Kagame en mayo de 2018.

El papel de Francia antes, durante y después del este genocidio sigue siendo objeto de polémica en ese país. Entre los aspectos más debatidos figura la magnitud de la asistencia militar aportada por Francia al régimen del presidente ruandés hutu Juvénal Habyarimana de 1990 a 1994, y las circunstancias del atentado que le costó la vida el 6 de abril de 1994, un elemento que desencadenó el genocidio.

Pero este año Francia no estará representada en las ceremonias. Ruanda invitó a Emmanuel Macron a ir a Kigali, pero este declinó la propuesta invocando problemas de agenda, pero el rechazo no molestó a Kagame, con quien mantiene relaciones cordiales. En su lugar, acudirá el diputado Hervé Berville, un huérfano tutsi ruandés adoptado por una familia francesa en 1994.

El presidente francés no será el único ausente importante. Distinto a su antecesor Ban Ki-moon, quien consideró en 2014 que la ONU debió haber "hecho mucho más" para impedir el genocidio, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, no irá tampoco a Ruanda.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.