Cargando contenido

El envenenamiento de un exespía en Reino Unido, desencadenó una crisis entre Rusia y varios países occidentales.

exespía envenenado Rusia
Revisión a los lugares donde fue envenenado el exespía ruso en Reino Unido
AFP

Rusia desmintió nuevamente este jueves ante el Consejo de Seguridad de la ONU cualquier implicación en el envenenamiento de un exespía ruso y su hija en Inglaterra, al tiempo que reclamó respuestas a una serie de preguntas sobre el caso.

Durante una reunión solicitada por Moscú, el embajador ruso en la ONU, Vassily Nebenzia, dijo que "Rusia no tenía ninguna relación con el envenenamiento de Skripal". Moscú "tiene interés en saber la verdad más que cualquiera", añadió.

El exespía ruso Serguéi Skripal fue envenenado, junto a su hija Yulia, el 4 de marzo en Salisbury, en el sudoeste de Inglaterra, con un agente neurotóxico que las autoridades británicas sospechan que se trata del Novichok, creado hace décadas en la Unión Soviética.

Las potencias occidentales acusan a Moscú de estar detrás del envenenamiento.

"Se trata de desacreditar a Rusia", afirmó el embajador ruso al denunciar una "campaña  ordenada, preparada de antemano" contra su país. "Se acusa sin pruebas", insistió.

El embajador enumeró luego una serie de preguntas: "¿A dónde fueron llevados los Skripal tras su envenenamiento?" "¿De dónde se extrajeron las muestras del producto actuante?" " ¿Por qué Rusia no tuvo derecho a obtener un acceso consular a las víctimas?""¿Cómo se ha podido encontrar un antídoto tan rápido?" "¿Qué pasó con los gatos de los Skripal que vivían en su casa?"

"Estamos en el teatro del absurdo", declaró Nebenzia al reclamar "respuestas claras a preguntas fundadas", según él. 

La embajadora británica Karen Pierce respondió que el pedido de una visa consular había sido transmitido a las víctimas y que su país siguió todos los procedimientos legales e internacionales en el caso. 

La Organización por la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya, "lleva a cabo una investigación independiente de las muestras extraídas en Salisbury y su informe aún no está pronto", dijo antes de la reunión la embajadora británica Karen Pierce. 

Según fuentes diplomáticas, los resultados de esa investigación podrán ser comunicados la semana próxima. 

"Ahora lo más importantes es dejar a la OPAQ" redactar sus conclusiones sobre este caso, "manteniendo informado al Consejo de Seguridad", estimó.

El envenenamiento de los Skripal desencadenó una crisis entre Rusia y varios países occidentales que desde el 14 de marzo dio lugar a la expulsión cruzada de unos 300 diplomáticos.

Los 60 diplomáticos estadounidenses expulsados de Rusia partieron este jueves rumbo a Estados Unidos.

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido