Cargando contenido

Presidente de Rusia, Vladimir Putin / Foto AFP



Las tropas rusas abandonaron la zona de Afrin, en el norte de Siria, donde el Ejército turco lanzó una ofensiva terrestre y aérea contra una milicia kurda, anunció el sábado el ministro ruso de Defensa.

"Para impedir eventuales provocaciones y excluir toda amenaza contra la vida y la salud de los militares rusos", las tropas desplegadas en Afrin "fueron retiradas" hacia la zona de distensión de Tall Rifaat, informó el ministerio de un comunicado.

El ejército turco lanzó este sábado una operación terrestre para expulsar a una milicia kurda del norte de Siria, desafiando las advertencias estadounidenses de que la acción podría desestabilizar la región.

Ankara había enviado en los últimos días cientos de soldados y decenas de vehículos militares a la zona fronteriza, como preparativo para una operación contra las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia kurda de Siria que Turquía considera una organización terrorista.

La nueva operación, bautizada "Rama de Olivo", está dirigida contra las YPG y el grupo Estado Islámico (EI) y comenzó a las 14H00 GMT, anunció el ejército turco asegurando que respetaría la integridad territorial de Siria.

Horas antes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había anunciado el inicio "de facto" de una operación terrestre.

Erdogan había prometido en varias ocasiones limpiar los "nidos de terrorismo" en Siria, a pesar de las advertencias de que una operación podría complicar las relaciones con Washington y Moscú.

Por: AFP