Esta nueva medida se produce después de que 23 diplomáticos británicos abandonaran Moscú.

El Gobierno ruso afirmó que el Reino Unido debe reducir su personal diplomático a más de 50 personas, en un nuevo episodio de la crisis entre Moscú y Occidente por el envenenamiento de un exespía británico en Inglaterra.

Esta nueva medida se produce después de que 23 diplomáticos británicos abandonaran Moscú, y que en represalia el gobierno británico pidiese a sus aliados que expulsasen también a diplomáticos rusos. 

"Rusia sugirió paridad. La parte británica tiene más de 50 personas más", afirmó la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, María Zajárova.

El viernes pasado Moscú convocó al embajador británico Laurie Bristow y dio un mes de plazo a Londres para que reduzca su número de diplomáticos al mismo nivel que tiene Rusia en el Reino Unido.

En Londres, una portavoz del Foreign Office declaró que se "estudian las implicaciones" de las medidas anunciadas por Moscú.

Por su lado, el ministerio ruso de Relaciones Exteriores había indicado que se remitió al embajador británico en Rusia, Laurie Bristow, una nota de protesta en relación con "las acciones provocadoras e infundadas de la parte británica, que ha sido la instigadora de la injustificada expulsión de diplomáticos rusos por parte de varios Estados".

Masiva ola de expulsiones 

En la mayor oleada de expulsiones de los últimos años, más de una veintena de naciones -incluidos Estados Unidos, países miembros de la Unión Europea y de la OTAN- anunciaron la expulsión de más de 150 diplomáticos rusos en solidaridad con el Reino Unido por el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia el pasado 4 de marzo en Inglaterra. 

Reino Unido ha acusado de ese envenenamiento a Rusia, que ha negado reiteradas veces estar implicada en el caso. 

Ese envenenamiento ha provocado que en total unos 300 diplomáticos, de ambas partes, fueran obligados a dejar los países donde estaban destinados.

Más de 150 diplomáticos rusos fueron expulsados por Estados Unidos y otros países, entre ellos miembros de la Unión europea.

Como represalia, Moscú ha tomado medidas idénticas contra cerca de 140 diplomáticos.

Los 60 diplomáticos rusos expulsados únicamente por Estados Unidos volverán este sábado a Rusia, según el embajador ruso en Washington, Anatoli Antonov, citado por la agencia estatal Tass.

Según Antonov, un total de 171 personas --los diplomáticos rusos supuestamente "espías" y sus familias-- prevén dejar Estados Unidos.

Para esa evacuación, el Gobierno ruso ha despachado dos aviones , uno de los cuales hará una escala en Nueva York para recoger a 14 familias, según Antonov citado por Tass.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido