Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Nave rusa soyuz estacion espacial internacional
Twitter estacion espacial internacional

El cohete portador Protón-M, que lanzará el próximo miércoles el módulo científico multiuso Naúka a la Estación Espacial Internacional (EEI), quedó hoy instalado en la plataforma de lanzamiento del cosmódromo de Baikonur, en la estepa kazaja.

"Naúka (Ciencia) será el primer módulo que Rusia enviará a la EEI desde 2010, cuando el módulo Rassvet se acopló a la estación, y el primer módulo doméstico pesado desde 2000, cuando se lanzó el Zvezdá", informó en su cuenta oficial de Telegram la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Lea además: Tokio confirma el primer positivo de covid-19 en la Villa Olímpica

El lanzamiento, en múltiples ocasiones retrasado, se producirá finalmente el próximo día 21 a las 14.58 GMT, con su acoplamiento a la EEI previsto para el 29 de julio a las 13.26 GMT.

Para tener sitio en la plataforma orbital internacional, el módulo ruso Pirs será hundido primero el día 23 en el océano Pacífico cuatro horas después de desacoplarse.

También el carguero Progress-17 será desacoplado junto con el Pirs, que se utilizaba hasta ahora para el acoplamiento de naves Soyuz y Progress a la EEI y la salida de los cosmonautas al espacio exterior desde la parte rusa de la plataforma orbital.

Otras noticias: Bolsonaro camina por el hospital y dice que "en breve" estará "de vuelta"

La historia del Naúka comenzó en 1995, pero desde entonces el proyecto fue revisado en numerosas ocasiones. El Naúka está diseñado para programas científicos de Rusia, especialmente la investigación aplicada y experimentos.

Con la llegada del nuevo módulo el segmento ruso de la EEI recibirá espacio adicional para los trabajos de los cosmonautas y para el almacenamiento de materiales, comida y equipamiento para la regeneración de agua y oxígeno.

Además, los cosmonautas dispondrán de un segundo inodoro, una cabina para un tercer tripulante y el Brazo Robótico Europeo (ERA, en sus siglas en inglés), muy parecido a un brazo humano y que es el primer robot capaz de "caminar" alrededor del segmento ruso de la EEI, según la página de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El brazo orbital, con una longitud de más de once metros y que llegará a la plataforma internacional tras dos décadas de desafíos técnicos y programáticos, tiene la capacidad de anclarse a la estación y moverse hacia adelante y hacia atrás por sí mismo, mano sobre mano entre puntos de base fijos.

Más información: Claude Joseph dice que no le afecta que lo relacionen con magnicidio en Haití

El robot servirá como manipulador principal en la parte rusa de la EEI. Sus siete articulaciones pueden manejar cargas útiles de varias toneladas con un amplio rango de movimiento para tareas de ensamblaje, lo que ahorrará tiempo y esfuerzos a los cosmonautas en el mantenimiento de la estación.


El brazo actuará como una herramienta para transferir pequeñas cargas útiles directamente desde el interior al exterior de la EEI, sin la necesidad de realizar caminatas espaciales.

Pero también ayudará en las caminantes espaciales al transportarlos como una grúa. Sus cuatro cámaras infrarrojas apoyarán las inspecciones y operaciones fuera de la EEI. 
 

 

 

 

Fuente

Agencia EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.