Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Smartwatch de Facebook
Foto de Pixabay / Licencia Creative Commons

Rusia exigió este jueves una explicación a Facebook, luego de que la firma estadounidense asegurara haber desmantelado una red de cuentas rusas falsas en Instagram, que intentaban debilitar las protestas a favor del oponente Alexei Navalny.

El representante de los medios de comunicación ruso Roskomnadzor, dijo a través de un comunicado que había "enviado a la gerencia de Facebook una carta solicitando proporcionar una lista de las cuentas, a las que se ha restringido el acceso y explicar las razones de los bloqueos".

Roskomnadzor también exigió que Facebook (propietario de Instagram) proporcione pruebas de que las cuentas bloqueadas, están realmente involucradas en "actividades ilegales".

También puede leer: ¿Qué pasará con WandaVisión tras su último capítulo? ¿Qué hará Disney+?

Facebook anunció el miércoles que había retirado 530 cuentas de Instagram seguidas por 55.000 usuarios, cuyo contenido apuntaba a desprestigiar a la oposición rusa.

La compañía atribuyó la red de cuentas falsas a "personas en Rusia", aunque no pudo identificar con certeza a la organización o a las personas responsables de esta supuesta campaña de manipulación, detectada gracias a sus algoritmos y sus equipos de moderadores.

De otro lado, esa app también anunció esta semana que volverá a aceptar anuncios de carácter político en Estados Unidos a partir de mañana, levantando así una prohibición que estaba en vigor desde la celebración de las elecciones presidenciales en noviembre pasado.

Consulte aquí: Reabren tres salas de lectura en la biblioteca Luis Ángel Arango

"Volveremos a aceptar anuncios políticos, electorales y sobre asuntos sociales en EE.UU. a partir del jueves 4 de marzo", indicaron desde la empresa que dirige Mark Zuckerberg en una actualización de su blog oficial.

Facebook decidió prohibir este tipo de publicidad después de unos comicios a los que se llegó con una tensión política y social extrema en EE.UU., con el objetivo de evitar que distintos actores políticos usasen la plataforma para sembrar dudas acerca del proceso electoral o disputar la legitimidad de los resultados, como ya se preveía y terminó ocurriendo tras la derrota del ahora expresidente Donald Trump.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.