Cargando contenido

La sanción de 90 días hace parte de la suspensión de relaciones ‘económicas y financieras’ con Panamá. 

Copa Airlines.
Copa Airlines.
AFP

La decisión del gobierno de Nicolás Maduro de suspender los vuelos operados por la aerolínea panameña Copa Airlanes hace parte de la disputa diplomática entre ambos países.

Venezuela afirmó que la decisión es una medida de "reciprocidad" luego de que la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales de Panamá publicara una lista de 55 venezolanos políticamente expuestos y entre los que se encontraba el presidente Nicolás Maduro.

El gobierno venezolano anunció que dicha suspensión será por 90 días prorrogables y, según medios locales, la medida afectará a cerca de 35 vuelos semanales y unos 450 trimestrales.
 
La decisión cobija a un grupo de funcionarios panameños incluyendo al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, así como a 46 empresas del país centroamericano, entre las que se encuentra Copa.

La situación es alarmante para los venezolanos quienes califican la medida como un aislamiento.

“Así fue con Avianca, le suspendieron por 90 días prorrogables y Avianca se tuvo que ir... Aquí van a pasar los 90 días y Copa no va a operar y así nos vamos a quedar aislados, cada vez son menos líneas y los ciudadanos somos los que pagamos las consecuencias de la nefasta política, económica y financiera de este país”, dijo una de las usuarias.

Por su parte Roberto Pulido, gerente general de Copa Airlines en Venezuela, ha tomado con cautela la decisión del gobierno venezolano y  espera que sea pasajera, ya que destaca el “compromiso” de la empresa en operar en el país.
 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido