Nicolás Maduro Guerra, hijo del gobernante venezolano, Nicolás Maduro, envió una amenaza al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asegurando que se tomarían la Casa Blanca con "fusiles en Nueva York" en caso de una invasión militar estadounidense a la "patria de Bolívar". 

"Si se diera el supuesto negado de mancillarse el suelo patrio los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, tomaríamos la Casa Blanca, (porque) hasta Vietnam se quedaría pequeño", dijo Maduro Guerra en una sesión ordinaria de la Asamblea Constituyente, de la cual es miembro. En redes sociales su amenaza no causó preocupación sino más bien una serie de críticas y burlas porque aseguró que la Casa Blanca está ubicada en Nueva York, lo que generó una serie de memes en las que recordaron las embarradas de su padre Nicolás Maduro. En su discurso, el hijo del presidente Maduro también hizo un llamado a la "unidad" del país y pidió a los jóvenes del mundo, incluidos los estadounidenses, unirse a la "lucha" de Venezuela. (Lea también: Trump evalúa “posible opción militar” en Venezuela) Además, criticó el "silencio estruendoso", de la oposición venezolana, a la que acusó de no rechazar los dichos del presidente de los Estados Unidos. "Ese silencio habla por sí solo", indicó. No obstante, algunos líderes opositores han repudiado una posible intervención militar en el país, si bien la plataforma que les agrupa, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), aún no se ha pronunciado. En tanto que los gobiernos de Colombia, México y el Mercado Común del Sur (Mercosur) han señalado que la solución en Venezuela no pasa por las armas. Aunado a la tensa situación política, Venezuela sufre una severa crisis económica que se refleja en una rampante inflación y la escasez de alimentos básicos y medicinas. Con información de EFE