El 7 de febrero de 2017 fue secuestrada la monja colombiana Gloria Cecilia Narvaez por un grupo yihadista en Mali, un año después, las autoridades aseguran que aunque avanzan las labores en ese país no pueden dar certeza que la liberación este cerca.

Hace una semana, el grupo yihadista envió una prueba de supervivencia que demostraría que al menos está mejor de salud. El video lo enviaron los yihadistas por medio de una página de Al Qaeda. "Se ve mejor que en el primer video que llegó en Julio del 2017, ahí estaba más afligida, cansada y demacrada", según el grupo investigativo.

El video circuló en medios internacionales y especializados en reportar las actividades de grupos yihadistas. Era una grabación con un mensaje de la monja colombiana en el que le pidió al Papa Francisco y al Vaticano que intercedieran por su liberación.

Según su hermano Édgar Narvaez, llegar a esta fecha les hace recordar el profundo dolor que sienten por la ausencia de la religiosa, "es muy duro recordar este día ya que ella siempre estaba con nosotros; en cumpleaños, días de la madre y fechas especiales. Esperemos que con el Vaticano y el Papa podamos tenerla con nosotros pronto".

Con apoyo de las autoridades de ese país y el Vaticano, las autoridades esperan una pronta liberación.

Cabe recordar que de mano de la Gendarmería del Vaticano, la Policía colombiana adelanta reuniones en Holanda para intercambiar información sobre la religiosa.