Cargando contenido

La OMS no recomienda que extranjeros en China salgan del país, aunque el país asiático dice que no lo impedirá.

Coronavirus
AFP

Estados Unidos, Francia, Japón y otros países organizan este martes la evacuación de sus ciudadanos de Wuhan, epicentro de una epidemia de neumonía viral que dejó hasta el momento 106 muertos en China y unos 4.500 infectados, mientras que ya aparecieron los primeros casos de personas que se contagiaron fuera del territorio chino.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) "no recomienda" la evacuación de los extranjeros atrapados en Wuhan, declaró el martes su director general, Tedros Adhanom Gebreyesus, de visita en Pekín, según un comunicado de la diplomacia china.

"En la situación actual, hay que mantener la calma, no es necesario reaccionar con exceso", añadió el director general de la OMS, según la fuente.

Le puede interesar: Confirman más de 100 muertes en China por coronavirus

En Wuhan, ciudad del centro de China donde apareció el coronavirus en diciembre, y casi la totalidad de la provincia de Hubei están aisladas del mundo desde el jueves por orden de las autoridades para intentar frenar la epidemia. Unos 56 millones de habitantes viven confinados. 

Coronavirus ¿Qué es y por qué el mundo está en alerta?

Un confinamiento que sorprendió a miles de extranjeros en la región. Para sacarlos, Estados Unidos, Francia, Japón, Marruecos y otros países preparan evacuaciones. 

Japón anunció que enviará este martes un avión a Wuhan para evacuar a unos 200 nacionales y aprovechará para llevar a la ciudad "mascarillas y trajes de protección". 

Un vuelo para evacuar al personal del consulado de Estados Unidos en Wuhan partirá el miércoles por la mañana, hora de China, rumbo a California, anunció el departamento de Estado. Se ofrecerán asientos a otros ciudadanos estadounidenses "dependiendo de los lugares disponibles". 

Francia enviará el miércoles un primer vuelo para repatriar el jueves a sus primeros ciudadanos de Wuhan. Unos 500 están inscritos en la lista consular local, pero puede haber 1.000 ya que Wuhan acoge a muchos estudiantes franceses, además de las fábricas de Renault y PSA.

Las personas evacuadas se someterán a un período de cuarentena. Otros países como Alemania y Tailandia están considerando evacuar a sus ciudadanos.

"Tenemos todos los medios, la confianza y los recursos para ganar rápidamente la batalla contra la epidemia", afirmó el jefe de la diplomacia china, Wang Yi, según el comunicado oficial.

 

 

Batería de medidas

 

La propagación del virus aumenta la ansiedad y la batería de medidas de contención. Muchos países reforzaron la precaución en sus fronteras. Mongolia cerró la carretera con China.

Malasia prohibió la estancia a las personas originarias de Hubei. Varios países desaconsejan viajar a esta provincia pero Alemania lo extendió a toda China. Estados Unidos hizo lo propio.

Las autoridades chinas prolongaron tres días, hasta el 2 de febrero, las vacaciones de Año Nuevo (siete días festivos), para retrasar los retornos masivos a las ciudades de cientos de millones de trabajadores migrantes y reducir el riesgo de propagación de la epidemia. 

Además el comienzo del semestre estudiantil de primavera se aplazó sin plazo definido, informó el martes el ministerio de Educación.

China recomendó este martes a sus ciudadanos posponer sus planes de viajes al extranjero "no necesarios". Hong Kong anunció que cerrará lugares públicos como estadios, museos y piscinas.

Wuhan parece una ciudad muerta. La mayoría de las tiendas están cerradas y se prohibió la circulación de vehículos no esenciales. 

Lea aquí: Cancillería abre canales de atención en consulados de China por coronavirus

En los hospitales, la situación sigue siendo caótica. La construcción de dos hospitales adicionales con capacidad para más de 1.000 camas cada uno terminará la próxima semana. 

"La capacidad de propagar el virus ha aumentado", según altos cargos de salud chinos, pero "no es tan potente como el SRAS", un coronavirus que causó cientos de muertos a principios de la década de 2000. 

La crisis aumentó los temores de un mayor debilitamiento de la economía china, incluso de la mundial.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido