Cargando contenido

Las partes acordaron crear un nuevo decreto que deje sin efecto la medida que quitó el subsidio a los combustibles.

Indígenas de Ecuador con Lenín Moreno
Indígenas de Ecuador con Lenín Moreno
AFP

El gobierno de Ecuador y los representantes indígenas llegaron a un acuerdo para levantar las fuertes manifestaciones que se viven en Ecuador desde el pasado 3 de octubre. En ese sentido, queda sin efecto el decreto 883, que eliminó el subsidio a los combustibles.

Las partes, entonces, acordaron conformar una comisión que redactará un nuevo decreto, con seguimiento de la ONU y la Iglesia Católica. "Se instala una comisión que elaborará nuevo decreto, integrada por organizaciones de movimientos indígenas, participantes de este diálogo y el gobierno nacional. Será con la mediación de las Naciones Unidas y Conferencia Episcopal. Con este acuerdo se terminan las movilizaciones y medidas de hecho en el país. Se restablece la paz en el país”, dice un comunicado leído por Arnaud Peral, coordinador de la ONU en Ecuador.

"Hemos tenido una larga pausa que nos permitió a las partes intercambiar puntos de vista e intercambiar posiciones", dijo el representante de las Naciones Unidas. "Se hará seguimiento por parte de  Naciones Unidas y la iglesia al cumplimiento de lo pactado", agregó Peral.

En contexto: Diez datos clave sobre las protestas de Ecuador

A las 5:45 p.m. de este domingo empezó la esperada reunión del presidente Lenín Moreno, miembros de su gobierno y organizaciones indígenas. El primero en intervenir fue Moreno, que propuso crear comisiones para discutir sobre un nuevo decreto para mejorar el anterior.

Por su parte, Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), pidió derogar inmediatamente el decreto 883, como condición para levantar las vías de hecho, rechazó la represión oficial y exigió la renuncia ministros de Gobierno y Defensa (María Paula Romo y Oswaldo Jarrín, respectivamente).

Peral, a su turno, destacó en las intervenciones había una coincidencia: Moreno decía que se podían redireccionar los subsidios de un nuevo decreto hacia los más necesitados, y Vargas comentaba que a la medida le faltaba un componente social.

Reacciones al acuerdo

Después de un largo receso, las partes y los mediadores expusieron sus conclusiones. Jaime Vargas pidió que en vez de decir 'este nuevo decreto' se dijera 'Otro nuevo decreto'. Además, insistió en pedir la renuncia de los ministros Romo y Jarrín y condenó el uso de la fuerza pública en las manifestaciones.

"Pedimos la renuncia inmediata de la ministra de Gobierno y el ministra de Defensa. Solo así el pueblo ecuatoriano tendrá paz, y así podremos seguir dialogando y construyendo proyectos significativos (...) No queremos más represión desde este momento", agregó. "Se levanta la medida de hecho en cada uno de nuestros territorios", concluyó.

"Reconocemos la valentía de hombres y mujeres que salieron a las calles. Creemos que es la única forma de buscar un desarrollo en el país. Señor presidente, queremos que la Constitución se respete (...) Es importante respetar el derecho a la consulta previa y otros derechos", dijo Vargas, y añadió que los enfrentamientos con las autoridades dejaron diez muertos y 100 desaparecidos. Asimismo, agradeció la mediación de la ONU y la Conferencia Episcopal.

Por su parte, el monseñor Luis Cabrera, representante de la iglesia, celebró el acuerdo: "Ha triunfado la sensatez. Podemos seguir soñando con un país donde se respetan los derechos humanos colectivos. Sigamos construyendo la paz sobre los cimientos de la justicia, la verdad y equidad".

Fuente

Servicio Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido