Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sebastián Piñera, presidente de Chile
Sebastián Piñera, expresidente de Chile.
AFP

Con tan solo 40 años, Sebastián Piñera llegó al Congreso de su país, empezando una carrera política brillante que lo llevaría a ser presidente durante dos períodos no consecutivos, 2010-2014 y 2018-2022.

Piñera nació el 1 de diciembre de 1949 y estuvo casado con Cecilia Morel, con quien tuvo cuatro hijos.

Se licenció en economía en 1971 por la Universidad de Chile, con honores máximos, y dos años más tarde - cuando Augusto Pinochet derrocaba el gobierno de Salvador Allende - Piñera viajó a EEUU para doctorarse en la Universidad de Harvard.

A su regreso al país, en 1976, comenzó a trabajar en la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en proyectos contra la pobreza y como profesor en las Universidades de Chile, Católica y Adolfo Ibáñez.

Piñera fue uno de los empresarios más poderosos del país que a partir de la década del 80 entró de lleno a la carrera empresarial.

En aquellos años se hizo cargo de Citicorp, el primer banco de inversiones que operó en Chile, y al poco tiempo comenzó a crear varias empresas entre ellas Bancard, la primera compañía que instauró en el país las tarjetas de créditos Visa y Mastercard.

Comunicado de la oficina de Sebastián Piñera
Comunicado de la oficina de Sebastián Piñera.
Captura de pantalla

Principal accionista de la aerolínea LAN, tuvo intereses también en la banca, empresas de comunicaciones y en la elegante Clínica Las Condes, Parque Arauco, Antar Chile y Constructora Aconcagua, entre otras.

Además, participó como socio en Fincard y Apple Chile y ocupaba la presidencia de Bancard, Fundación Futuro, Editorial Los Andes y el canal de televisión "Chilevisión".

Piñera reiteró con insistencia que todo lo que consiguió fue producto de su esfuerzo porque de su padre, José, un empleado público, no heredó nada material.

De la mano de su padre democristiano, el empresario se insertó en el mundo de la política y, en 1988, voto por el "No" al ex dictador Pinochet en el plebiscito de ese año, "porque creía que el país necesitaba la democracia", tras 17 años de gobierno militar en donde se violaron reiteradamente los derechos humanos.

Piñera, con un estilo acelerado lanzó en 1989 su campaña como candidato independiente a senador con el eslogan "una locomotora para Chile", convirtiéndose hasta 1993 en el miembro de la Cámara Alta más joven, con 40 años recién cumplidos.

En 1990 se incorporó definitivamente a RN y tres años más tarde Piñera tuvo su primer acercamiento a la carrera por la presidencia del país.

En esos años, Piñera y Evelyn Matthei disputaban en RN la postulación como candidatos a los comicios presidenciales de 1993, pero todo se derrumbó para el empresario cuando se hicieron públicas unas grabaciones telefónicas en las que él planeaba oscuras maniobras para desacreditar a su rival en la arena política.

Siete años más tarde, el empresario decidió ir a la carga nuevamente, pero las encuestas se encargaron de frenar sus aspiraciones a la presidencia y en enero de 1999 declinó ser candidato para favorecer al postulante por la Unión Democráta Independiente (UDI), Joaquín Lavín, que ese año forzó a una segunda vuelta al presidente Ricardo Lagos.

Más enTambién leaIncendios forestales en Chile: ¿Qué los provocó?

En agosto de 1999 y estando inscrito oficialmente como candidato a Senado por Valparaíso, Piñera debió ceder y bajar su candidatura a favor del ex comandante de la Marina, Jorge Arancibia, también candidato por la UDI.

Entre 2001 y 2004 fue presidente de Renovación Nacional, cargo que dejó por petición de Joaquín Lavín, su actual rival en las elecciones presidenciales, aunque ambos pertenecen al mismo bloque político.

Pero el 14 de mayo de ese año, el magnate irrumpió nuevamente en la carrera presidencial chilena, pese que hasta entonces la derecha se aglutinaba en torno a la postulación única del ultraconservador Joaquín Lavín.

Con el eslogan "Un Chile libre, grande y justo: Se puede", el multimillonario empresario, no escatimó en convocar a los chilenos de centro, humanismo cristiano e incluso a los simpatizantes del actual gobierno de la Concertación.

Su presidencia

Durante su mandato entre 2010 y 2014, Sebastián Piñera fue una figura central en la alternancia democrática de Chile, marcando el retorno de la derecha al poder después de dos décadas de gobiernos de centro-izquierda. Su primer periodo presidencial culminó el 11 de marzo de 2014, cuando entregó el cargo a Michelle Bachelet, la misma líder socialista a la que había sucedido cuatro años antes.

Fuera del poder, Piñera rápidamente se convirtió en el líder indiscutible de la oposición conservadora, manifestando su intención de postularse nuevamente para la presidencia en las elecciones de noviembre de 2017.

Bajo la coalición Chile Vamos, Piñera presentó un programa centrado en las familias y los emprendedores, prometiendo impulsar el progreso y el desarrollo integral del país.

Con una exitosa carrera empresarial y político de Renovación Nacional, Piñera representaba los sectores moderados y liberales de la derecha chilena, distanciándose del legado pinochetista de su partido. Durante su primer mandato, Piñera enfrentó desafíos como el terremoto de 2010, destacando por su manejo de la crisis y su enfoque en la reconstrucción y el crecimiento económico.

Sin embargo, su presidencia también estuvo marcada por protestas sociales, especialmente el movimiento estudiantil que exigía reformas en el sistema educativo.

A pesar de los logros económicos, Piñera no logró conectar completamente con la población, y las protestas de 2011 llevaron a un debate nacional sobre el futuro del país.

En política exterior, Piñera continuó una línea pragmática, buscando relaciones internacionales fructíferas y promoviendo acuerdos comerciales bilaterales, especialmente en Asia y el Pacífico.

Su administración firmó nuevos tratados de libre comercio y fortaleció la Alianza del Pacífico, mientras enfrentaba disputas territoriales con Perú y Bolivia.

En resumen, el mandato de Piñera fue un período de importantes logros económicos y desafíos sociales en Chile, marcado por su liderazgo en la derecha política y su búsqueda de un desarrollo integral para el país.

Fuente

Sistema Integrado de Información y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.