Cargando contenido

El mundo entero giró la mirada al intento de ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela.

Crisis en frontera Colombia-Venezuela
AFP

El 23 de febrero de 2019 ha quedado marcado como uno de los días en el que el conflicto político en Venezuela escaló a su punto más alto, arrastrando además el apoyo internacional, encabezado por Colombia, Estados Unidos y Brasil, en pro del ingreso de ayuda humanitaria a través de puentes fronterizos.

Once días antes, Juan Guaidó -quien acababa de proclamarse como presidente encargado de Venezuela- encabezó una multitudinaria marcha al este de Caracas en la que lanzó la frase que constituyó el desafío que alertó al mundo.  

“El 23 de febrero será el día para que ingrese la ayuda humanitaria en Venezuela (…) La ayuda humanitaria va a entrar sí o sí a Venezuela, porque el usurpador va a tener que irse, sí o sí”, expresó el opositor generando la algarabía de los presentes. 

Lea aquí: EE.UU. está reconociendo a la administración chavista, dice Diosdado Cabello

A partir de ese momento comenzó la articulación interna y externa para materializar la promesa. Estados Unidos se encargó de la recolección de insumos a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), mientras que Colombia, Brasil y Países Bajos, dispusieron sus territorios como centros de acopios, en Cúcuta, Roraima y Curazao, respectivamente.

En la acera de enfrente, Nicolás Maduro adoptó una posición inamovible al enfatizar que no dejaría entrar “comida podrida y cancerígena”, remarcando además que Venezuela no vivía ninguna crisis humanitaria.

“Venezuela no va a permitir show de la ayuda humanitaria falsa, porque no somos mendigos de nadie, así de sencillo”, destacó en uno de los encuentros con medios de comunicación de finales de enero.

La orden fue cumplida. La noche del 22 de febrero fue cerrada la frontera con Colombia y en la mañana del 23 todos los puentes internacionales estaban tomados por la fuerza militar y publica.

Lea también: Macron acusa a Bolsonaro de mentir en sus compromisos medioambientales

Se registraron constantes enfrentamientos entre los funcionarios y opositores mientras que crecía la deserción de militares que cruzaban al lado colombiano. Sin embargo, la quema de dos camiones daba cuenta que todo había acabado, además con un saldo de 285 heridos por la represión. En la tarde, Venezuela rompía relaciones con Colombia.

Seis meses después 

A pesar del episodio que obligó el retroceso de decenas de camiones con insumos y medicamentos, Maduro cambió el discurso y mostró la necesidad de que llegara ayuda, pero enviada por sus aliados. Rusia y China proporcionaron más de 500 toneladas desde marzo pasado. 

También se firmó un acuerdo con la Cruz Roja Internacional, que hasta ahora ha significado 100 toneladas de medicamentos, insumos, equipos médicos y eléctricos… 

Con esto se han beneficiados 38 centros de salud en 16 estados del país compuestos por ocho hospitales de la red de Cruz Roja Venezolana, seis hospitales públicos, dos fundaciones y 22 ambulatorios de Cruz Roja Venezolana. Unas 650.000 personas serán beneficiadas en doce meses.

La Federación Farmacéutica de Venezuela, además, alertó que el gobierno venezolano cambió varias disposiciones para favorecer el ingreso de medicamentos importados, pero incurriendo en “ilícitos”.

Le puede interesar: Ecuador activa servicio virtual para visa humanitaria a venezolanos

“Lamentablemente el Estado venezolano acabó con la soberanía en materia de medicamentos, porque permite la entrada de productos en los que está tomando en consideración el registro sanitario de origen esos países y no el venezolano (…) ellos creen que así va a abastecer el mercado”, señaló Freddy Ceballos, presidente de la instancia.

Reconoce que en las farmacias se observa mayor cantidad de productos, pero a elevados precios y que no son destinados a paliar la grave escasez de medicamentos esenciales. 

“La escasez de medicamentos está sobre 80%, puede que haya bajado 5% por esta situación (…) el problema son las variedades de categorías terapéuticas”.

Concluye, además, que las recientes sanciones pueden generar mas falencias para los venezolanos, “porque si el Estado venezolano no tiene con que comprar hay menos medicamentos, menos reactivos y eso le va a pegar al pueblo”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido