Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

idhernandez
Pipetas Oxigeno
Archivo

Seis pacientes de covid-19 murieron en un hospital de Jordania debido a la interrupción en el suministro de oxígeno, informó este sábado el ministro de Salud del país árabe, Nazir Obeidat, que presentó su dimisión por el caso.

"La falta de oxígeno causó seis muertes", dijo Obeidat en declaraciones a la televisión estatal al salir de una reunión en el lugar donde tuvieron lugar los fallecimientos, el Hospital Salt, un moderno centro situado 15 kilómetros al oeste de Amán e inaugurado en agosto pasado.

El titular de la cartera de Salud explicó que el incidente se produjo "debido a que se acabó el oxígeno almacenado", si bien aseguró que ya se había restablecido el suministro y "los pacientes lo están recibiendo con normalidad".

También puede leer: Adulto mayor que murió el pasado 28 de enero estaba contagiado de la cepa brasileña

Entre fuertes medidas de seguridad ante el revuelo causado por las primeras informaciones sobre el caso que habían aparecido en la prensa local, Obeidat anunció que había presentado su dimisión al primer ministro, Bisher al Jasauneh, por considerar que recaía sobre él "la responsabilidad ética" de lo sucedido.

Momentos antes de estas declaraciones, la agencia oficial de noticias jordana, Petra, había informado que Al Jasauneh ha ordenado que la fiscalía pública lleve a cabo una investigación "independiente y transparente" sobre este incidente y ha asegurado que "que quien resulte responsable deberá se castigado conforme a la ley".

Estas muertes se producen en un momento en el que la evolución de los contagios apuntan al inicio de una nueva ola en Jordania, después de la sufrida entre septiembre y diciembre pasados.

Consulte: Duque se reunió con Timochenko y Pastor Alape

El pasado miércoles el Gobierno había decidido aumentar las restricciones para enfrentar este aumento, con medidas como adelantar tres horas el toque de queda que ya estaba en vigor por las noches, suspender las oraciones en las mezquitas los viernes y en las iglesias los domingos, así como las clases presenciales en iglesias y universidades.

El viernes se registraron 7.705 nuevos contagios y 55 muertes, lo que elevaba la cifra total desde el inicio de la pandemia a casi 465.000 casos y 5.224 fallecimientos, en una población de 10 millones de habitantes.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.