Cargando contenido

La medida aplicará hasta el 2022

Museo de comida
El 'Natto', frijoles fermentados, un plato de Japón.
Foto: AFP

El Senado de Argentina convirtió este miércoles en ley un proyecto para prorrogar la ley de emergencia alimentaria en el contexto del agravamiento de la crisis económica que vive el país.

Lea: Trump ordena "incremento sustancial" de sanciones contra Irán

Según informaron fuentes parlamentarias, el proyecto, que ya había sido aprobado la semana pasada por la Cámara de Diputados, recibió  el visto bueno del Senado por unanimidad de los 61 senadores presentes a la hora de la votación.

La iniciativa  establece extender hasta finales de 2022 la ley de emergencia alimentaria dispuesta por decreto en 2002, tras la grave crisis del 2001, y cuya última prórroga caducaba en diciembre próximo.

La norma impulsa la creación del Programa de Alimentación y Nutrición Nacional y establece un incremento de emergencia de al menos el 50 % en las partidas presupuestarias de este año destinadas a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición.

Según cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso, este aumento implicará un coste fiscal adicional este año de 10.000 millones de pesos (unos 172 millones de dólares).

Asimismo, faculta al jefe de Gabinete de ministros a disponer cambios en las partidas presupuestarias y a actualizarlas para poder destinar fondos a las políticas alimentarias.

El proyecto aprobado fue impulsado por la oposición y aunque en un principio el Gobierno de Mauricio Macri no estaba a favor de discutirlo al alegar que ya se hace frente a las necesidades sociales, finalmente el mandatario apoyó que los legisladores de su coalición se mostrasen "disponibles" para acompañarlo.

La sesión de este miércoles en el Senado estuvo precedida por una movilización ante las puertas del Congreso de miles de integrantes de organizaciones sociales que reclamaban la aprobación de la norma ante el recrudecimiento de la crisis económica.

De acuerdo con los últimos datos oficiales disponibles, correspondientes al primer trimestre de este año, la pobreza alcanzaba al 34,1 % de la población y un 7,9 % de los argentinos se encontraba bajo la línea de la indigencia. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido