Cargando contenido

Donald Trump rechazó a los manifestantes llamándolos "matones" y "terroristas".

Capitolio EE.UU.
Capitolio de EE.UU.
AFP

El Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que otorga 740.500 millones de dólares al Pentágono, fija las prioridades del Departamento de Defensa e incluye una disposición para cambiar el nombre de bases militares denominadas en honor a proesclavistas.

La versión del Senado de la Ley de Autorización de Defensa Nacional para gastos críticos fue aprobada por 86 votos a favor y 14 en contra. 

Lea también: Petro responde por supuestos nexos de su ‘concuñado’ con Alex Saab

Ese resultado, conseguido con el apoyo de miembros del Partido Republicano, mayoritario en la Cámara Alta, superó los dos tercios necesarios para impedir un veto del presidente Donald Trump, que había amenazado con bloquear el proyecto debido al plan para cambiar los nombres de las bases. 

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó su propia versión del proyecto, que también incluye una disposición para modificar el nombre de bases estadounidenses que homenajean a los generales confederados que lucharon en el lado proesclavista de la Guerra Civil (1861-1865).

El voto de la Cámara Baja también fue mucho más allá de los dos tercios necesarios para anular un veto presidencial.

Las dos Cámaras negociarán ahora una versión de compromiso del proyecto de ley, un proceso que podría tardar meses en llegar al despacho de Trump.

La autorización para el presupuesto de Defensa se aprueba en el Congreso cada año desde 1961.

La versión del Senado de este año incluye un aumento salarial del 3 % a las tropas y una iniciativa del Pacífico para disuadir cualquier agresión de China.

La ley "brinda a nuestros militares el personal, el equipo, el entrenamiento y la organización necesarios para (...) frustrar a cualquier adversario que intente hacernos daño", dijo el presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, el republicano James Inhofe, en un comunicado.

"No quiero una pelea justa, quiero ser superior, y este proyecto de ley lo realiza" ,agregó.

El tema más polémico este año se centró en la denominación de algunas bases, ya que los manifestantes contra la brutalidad policial y la injusticia racial cuestionan que sigan teniendo nombres que perpetúan las diferencias raciales y defensa de la esclavitud en el país.

Trump rechaza a los manifestantes llamándolos "matones" y "terroristas", y el martes la Casa Blanca emitió un comunicado destacando la oposición de Trump al cambio de nombre de las bases. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido