Cargando contenido

Un portavoz de la oficina presidencial explicó que no hay por el momento detalles sobre quién sería el elegido para viajar a Pyongyang.

Moon Jae-in con hermana de Kim Jong-un
Moon Jae-in con hermana de Kim Jong-un
AFP

Corea del Sur confirmó que enviará a su primer representante de alto nivel al Norte en más de una década con el objetivo de mantener vivo el actual "deshielo olímpico" con el régimen y lograr a su vez que se siente a dialogar con Estados Unidos.

Según contó por teléfono el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a su homólogo estadounidense, Donald Trump, la visita de este delegado "dará reciprocidad a la visita de la enviada especial de Corea del Norte Kim Yo-jong (hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un)".

Kim Yo-jong realizó a principios de febrero una histórica visita al Sur con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebraron en el condado surcoreano de Pyeongchang y transmitió entonces a Moon una invitación para viajar a Pyongyang y celebrar la primera cumbre intercoreana de líderes desde 2007.

El jefe de Estado surcoreano replicó a Kim que antes sería necesario que ambos vecinos, técnicamente aún en guerra, crearan las "condiciones necesarias" para que se produjera la visita, aunque en todo caso se mostró muy dispuesto a trabajar para hacer realidad la cumbre.

Según Moon, el futuro viaje del delegado surcoreano a Pyongyang "servirá para confirmar detalles tratados durante la visita a Corea del Sur de una delegación norcoreana de alto nivel", tal y como le explicó en su conversación del jueves a Trump.

La delegación norcoreana mencionada visitó la semana pasada el Sur con motivo de la clausura de los Juegos y le aseguró a Moon que el Norte está abierto a dialogar con Washington, que ha insistido, por su parte, en que Pyongyang debe mostrar un compromiso desnuclearizador firme antes de iniciar conversaciones.

"En estas visitas de febrero, Corea del Norte no ha mostrado intención alguna de discutir su programa nuclear y parece que su propósito es solo mejorar lazos con el Sur", explicó a Efe Shim Shin Beom-chul, profesor de la Academia Nacional de Diplomacia surcoreana.

Shim considera que "por lo tanto, esta futura visita a Pyongyang es necesaria para dejar claro que las condiciones de las que habla Moon pasan por hablar también de desnuclearización".

Moon está convencido de que el actual acercamiento entre las dos Coreas puede servir para que Washington y Pyongyang se sienten a hablar tras un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas del régimen norcoreano y sus cruces de amenazas con Donald Trump.

El escepticismo mostrado por Washington hasta el momento puede suponer un obstáculo, aunque para Shim resulta ahora mismo más complicado para Seúl convencer a Pyongyang de que debe sentarse a hablar y desechar su exigencia previa de ser reconocido como potencia nuclear.

"Pese a que la Casa Blanca no mencionara el jueves el plan de Moon de enviar un delegado a Corea del Norte, creo que Trump apoya la iniciativa de Seúl y estaría dispuesto a celebrar 'charlas preparatorias' sin condiciones previas", detalla.

Un portavoz de la oficina presidencial surcoreana explicó que no hay por el momento detalles sobre quién sería el elegido para viajar a Pyongyang o cuándo se realizaría el viaje.

Los expertos ya hacían hoy quinielas, con la mayoría apuntando como posibles candidatos al director del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS), Suh Hoon, o el Ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon.

Con 30 años a sus espaldas en diferentes estamentos del NIS, Suh ya fue en su momento una figura clave a la hora de gestionar las dos históricas cumbres intercoreanas que se celebraron en Pyongyang en la pasada década.

En la última, la de 2007, trabajó a su lado precisamente Cho, entonces secretario presidencial.

Cho acompañó en agosto de 2007 al último representante de alto nivel que hasta la fecha Seúl ha enviado a Pyongyang: Kim Man-bok, jefe del NIS por ese entonces, que viajó al Norte para entrevistarse con el exlíder Kim Jong-il de cara a la segunda cumbre intercoreana.

"Creo que Suh tiene más posibilidades de ser elegido, puesto que esta vez hay que tratar el programa nuclear norcoreano y no solo los lazos bilaterales, y aquí creo que la capacidad de Cho es más limitada", consideró el profesor Shim.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido