Al menos 3 personas han muerto y 7 resultaron heridas, mientras que 950 edificios han sufrido daños por el terremoto de 6,5 grados de magnitud que golpeó la isla de Java, la principal de Indonesia, y al que le han sucedido 19 replicas, informaron fuentes oficiales.

Las víctimas mortales, todas ellas indonesios, son dos mujeres de 80 y 34 años y un hombre de 60, detalló el director de información de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, en un comunicado.

La mujer de 80 años y el hombre de 60 fallecieron en el derrumbe de sus respectivas viviendas, mientras que la mujer de 34 perdió la vida a causa de una caída que sufrió al salir corriendo de su casa durante el terremoto.

El seísmo ocurrió a las 23.47 hora local (16.47 GMT del viernes) y tuvo su hipocentro a 91 kilómetros de profundidad en el subdistrito Cipatujah, situado en la costa sur de la provincia de Java Occidental, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

La Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica de Indonesia (BMKG) calculó la magnitud del movimiento telúrico en 6,9, emitió una alerta de tsunami en las provincias de Java Occidental, Java Central y Yogyakarta, que canceló después, y ha registrado al menos 19 réplicas del terremoto.

Un total de 228 casas sufrieron daños graves y otras 722 entre moderados y ligeros, según Nugroho.

Las zonas más afectadas se encuentran en Java Occidental y son las regencias de Pangandaran, Ciamis y Tasikmalaya, a esta última, con una población de 1,7 millones de personas, pertenece el subdistrito de Cipatujah.

Las autoridades han comenzado a repartir ayuda a los damnificados, de los que aún no ofrece un número, mientras que los desplazados se preparan para pasar la noche en casas de familiares o amigos, en ayuntamientos, colegios y otros centros habilitados por el Gobierno o en tiendas de campaña.

En 2004, un fuerte terremoto en el norte de la isla de Sumatra generó un tsunami que mató a unas 230.000 personas en una docena de naciones bañadas por el océano Índico, la gran mayoría de ellas en Indonesia.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.

EFE