Caída de muros por sismo en el sur de España / Foto cortesía Antonio Ruíz del ABC de España

Un intenso sismo de magnitud 6,3 se registró la madrugada de hoy en el mar Mediterráneo entre España y Marruecos y deja un menor muerto, más de 26 personas heridos y varios daños estructurales. El temblor se produjo a las 05: 22  a 62 km al norte de la ciudad marroquí de Al Hoceima y a 164 km al este-sureste de Gibraltar, precisó el USGS, y le siguió una réplica de magnitud 5,3. Los sismos, que se sintieron en el sur de España y en el enclave español de Melilla, no causaron víctimas, indicaron las autoridades. "Por el momento sólo hay daños materiales y no son muy graves", dijo en la radio Cadena Ser, Isidro González, responsable municipal encargado de la seguridad ciudadana de Melilla. "No hay nada grave, algunos edificios altos tienen fisuras", dijo González, que agregó que se derrumbaron algunas fachadas y balcones. Sin embargo, un niño murió de un infarto en la ciudad de Alhucemas (norte de Marruecos) tras sufrir un ataque de pánico al sentir el terremoto. Según informaron  fuentes de la Protección Civil de Alhucemas, el niño, de 12 años, tuvo un ataque cardíaco por pánico al sentir el temblor, y murió poco después de llegar a urgencias del hospital de la ciudad. Otra persona de 35 años de edad resultó herida al tirarse por la ventana de un segundo piso por el miedo que sintió tras el terremoto, que le recordó el de 2004 de la misma ciudad (donde hubo casi 500 muertos), subrayaron las fuentes. Los habitantes de Melilla se asustaron por el sismo y muchos salieron en piyama a la calle, donde permancieron varias horas hasta que dejaron se sentirse las réplicas. Las autoridades de Melilla decretaron por precaución el cierre de las escuelas, que serán inspeccionadas. En la región de Málaga, sur de España, numerosos habitantes sintieron el sismo. En febrero de 2004, un terremoto de magnitud 6,3 cerca de Al Hoceima causó 631 muertos. Por AFP y EFE