Foto: AFP

La situación era muy tensa el sábado por la tarde frente a las costas de Libia, donde navíos de salvamento intentaban con mucha dificultad socorrer a los numerosos migrantes que navegan en embarcaciones precarias.

Durante la noche, el "Siem Pilot" acogió a casi un millar de migrantes socorridos por un petrolero frente a Sabrata.

El "Siem Pilot" recuperó también los cuerpos de cuatro migrantes muertos tras el naufragio del bote en que navegaban atacado por un navío guardacostas libio.

Socorristas alemanes, testigo del incidente, evocaron la cifra de 15 desaparecidos.

Según los guardacostas italianos, que coordinan las operaciones de socorro en la zona, más de 3.000 migrantes fueron rescatados el viernes, lo que hace un total de 7.000 desde el domingo pasado.

El sábado, varias lanchas neumáticas sobrecargadas aparecieron en el horizonte y poco después seis estaban alrededor del barco noruego.

En general esas lanchas transportan entre 120 y 140 personas, a veces hasta 160.

El "Sem Pilot", con la cubierta abarrotada de migrantes, no podía embarcar más pasajeros y tuvo que alejarse de las lanchas cuando algunos de los pasajeros se lanzaron al agua para llegar al navío.

"Nunca vi una operación de socorro así", dijo el comandante de policía Pal Erik Teigen, encargado de la operación a bordo del "Siem Pilot".

Por: AFP