El socialista Patxi López . / Foto: AFP

El socialista Patxi López fue este miércoles presidente del Parlamento español, convirtiéndose en el primero, desde la vuelta de la democracia tras la dictadura franquista, que no pertenece al partido más votado en las elecciones.

López fue elegido en segunda vuelta con los 130 votos de los diputados del Partido Socialista (PSOE) y de la formación liberal Ciudadanos, frente a los 71 conseguidos por la candidata alternativa presentada por el partido de izquierda radical Podemos, Carolina Bescansa.

La elección de este expresidente regional vasco ha sido posible tras el acuerdo a tres bandas rubricado la víspera por PSOE, Ciudadanos y los conservadores del Partido Popular (PP), que fue la fuerza más votada en las elecciones generales del 20 de diciembre pasado y cuyos diputados se abstuvieron en la votación.

López, de 56 años, se convirtió así en el primer presidente del Congreso de los Diputados español que no pertenece a la formación que ganó los comicios.

El pacto para la elección de López ha sido presentado como un acto de "generosidad y altura de miras" por parte del ministro de Sanidad en funciones Alfonso Alonso, en un momento en que su formación sigue aspirando a lograr el apoyo de socialistas y Ciudadanos para gobernar.

"El PP debe asumir la responsabilidad de gobernar puesto que es el que ha ganado las elecciones", dijo este miércoles el jefe del gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

"Un acuerdo con el PSOE y con Ciudadanos podría hacerse por cuatro años" y permitiría "en primer lugar, las reformas que España necesita (...) en segundo lugar, consolidar la recuperación económica (...) Sería bien visto fuera de España y en España por parte de los agentes económicos y sociales", insistió.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, parece, sin embargo, seguir planteando al mismo tiempo la posibilidad de una alianza con el partido de izquierda radical Podemos para presentarse como candidato a jefe del ejecutivo, si Rajoy no lo logra.

"Creo que en las políticas nos podemos entender: regeneración democrática, economía, y agenda social", dijo Sánchez a la radio Cadena Ser, insistiendo en que "los votantes de Podemos y los votantes socialistas no entenderían que no nos pusiéramos de acuerdo".

Por: AFP