Cargando contenido

La Magistrada del Tribunal Federal indicó que la solución más fácil no es cerrar las puertas de las fronteras.

Frontera Brasil Venezuela
Frontera entre Brasil y Venezuela por donde ingresan los migrantes venezolanos
AFP

Una magistrada del Tribunal Supremo de Brasil negó un pedido del Gobierno del estado de Roraima para cerrar la frontera con Venezuela, la cual ya había sido bloqueada el lunes por la Policía, tras la decisión de un juez federal.

La jueza Rosa Weber, de la Corte Suprema, pidió que el juez Helder Girão Barreto, quien ordenó el bloqueo temporal, sea notificado sobre su decisión.
 

El juez Barreto ordenó suspender temporalmente el ingreso de venezolanos por tierra en el estado de Roraima hasta que haya un "equilibrio" entre el número de inmigrantes que ingresa desde el país vecino con los que salen a otras ciudades.

La medida dictada por Barreto, de la Sala Primera de la Justicia Federal de Roraima, comenzó a ser aplicada a las 17.00 hora local de este lunes.

Sin embargo, horas más tarde, Weber se pronunció sobre un pedido del Gobierno de Roraima, principal puerta de entrada de los venezolanos en Brasil, y rechazó el cierre de la frontera al considerar que va en contra de la Constitución y de los tratados internacionales ratificados por el gigante suramericano.

El ministro de Derechos Humanos, Gustavo Rocha, había reiterado en un comunicado publicado este lunes que el cierre de la frontera de Brasil con Venezuela es "innegociable", en línea con lo defendido por el presidente brasileño, Michel Temer.

En abril de este año la gobernadora de Roraima, Suely Campos, del conservador Partido Progresista (PP), pidió el cierre temporal de la frontera con Venezuela por la "omisión del Gobierno Federal en cumplir su papel constitucional de control de la frontera, sobrecargando el Estado".

Temer criticó entonces el pedido de la mandataria regional y señaló que cerrar las fronteras del país no era un hábito de Brasil.

Roraima, uno de los estados más pobres de Brasil, ha recibido unos 50.000 venezolanos, un porcentaje importante de su población, que han elevado significativamente la demanda por los diferentes servicios públicos en la región.

La gobernación alega no tener capacidad para atender esa demanda.

El Gobierno de Brasil declaró en febrero pasado la "situación de vulnerabilidad" en Roraima y desde entonces ha puesto en marcha medidas de asistencia humanitaria para los inmigrantes venezolanos, en las que participan el Ejército y organismos internacionales y que incluyen su traslado a otros puntos del país.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido