Cargando contenido

2.000 millones de personas no tienen abastecimiento seguro de agua en sus casas, según la ONU.

Agua. Brasil.
AFP.

El presidente brasileño, Michel Temer, inauguró  el Foro Mundial del Agua, y afirmó que la degradación del medioambiente que amenaza los recursos hídricos globales es una señal de que "el mundo ya no puede perder más tiempo".

Temer instaló el evento que hasta el próximo viernes reunirá en Brasilia a delegados de unos 150 países, citó datos de las Naciones Unidas según los cuales "2.000 millones de personas no tienen abastecimiento seguro de agua en sus casas" y sostuvo que el acceso al agua y el saneamiento está vinculado directamente a "la vida".

Según el mandatario brasileño, "el consenso es que la vida en la tierra estará amenazada siempre que no respetemos los límites de la naturaleza", pues "el planeta es uno solo" y por eso "las soluciones deben ser conjuntas y articuladas" entre la comunidad internacional.

El Foro Mundial se celebra en forma trienal desde 1997 y es organizado por el Consejo Mundial del Agua, organismo que en esta edición ha reunido a delegaciones de unos 150 países y empresas que actúan en el sector hídrico, con el objetivo de debatir prácticas volcadas a un uso más racional de ese recurso.

En el acto estaban presentes los presidentes de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca; Guyana, David Granger; Hungría, János Áder; y Guinea Bissau, José Mário Vaz; junto a los primeros ministros de Santo Tomé y Príncipe, Evaristo Carvalho; Marruecos, Saadedín Otmani, y Corea del Sur, Lee Nak-yeon.

Entre otras autoridades que asistieron a la inauguración también estaban el ministro de Estado del Principado de Mónaco, Serge Telle; el príncipe Naruhito, heredero del trono japonés, el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Miroslav Lajcak; y la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

Este último organismo de la ONU divulgó hoy, en coincidencia con la apertura del foro, un estudio global en el que afirma que la solución para la escasez de agua que amenaza al planeta está en la propia naturaleza y no el cemento.

En su informe, la Unesco aboga por la adopción de las llamadas Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN), un concepto que apunta a la promoción de una "infraestructura verde", en contraposición a la "infraestructura gris" de la urbanización y el concreto.
 

Fuente

EFE

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido