El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, inicia hoy una visita a Colombia con una agenda que estará notablemente marcada por la lucha contra los cultivos de coca y el narcotráfico.

Tillerson, que se encuentra de gira por varios países de América Latina desde el pasado 1 de febrero, aterrizará en Bogotá un poco antes de las 14.00 hora local.

Posteriormente partirá a la Casa de Nariño, donde se reunirá con el presidente, Juan Manuel Santos.

En la reunión, a la que también asistirá la canciller María Ángela Holguín, revisarán las relaciones bilaterales y la cooperación entre Estados Unidos y Colombia, considerado como su "socio estratégico" en Suramérica.

En esa reunión tratarán el crecimiento de hectáreas sembradas con coca ya que, según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), los cultivos ilícitos en Colombia crecieron en 2016 hasta las 146.000 hectáreas, lo que supone un aumento del 52 % en un año, y un regreso a los niveles de 2001.

El pasado viernes, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con cortar la ayuda financiera a los países que no eviten la entrada de drogas a Estados Unidos, a los que no mencionó.

Durante una visita a una división de la Oficina de Protección de la Frontera y las Aduanas (CBP, en inglés), Trump se mostró muy interesado en el origen de drogas como la cocaína, la heroína y metanfetaminas en su camino hacia Estados Unidos.

El presidente de EE.UU. preguntó concretamente, por los esfuerzos de Colombia y México en la lucha contra el narcotráfico.

El jefe de la CBP, Kevin K. McAleenan, explicó en respuesta al presidente que en el último año ha habido "una mejora importante en el diálogo y la eficacia" con las autoridades mexicanas, pero no dijo nada de Colombia.

Desde que Trump llegó hace un año a la Casa Blanca, EE.UU. ha pedido a Colombia que haga "todo lo posible" para eliminar el narcotráfico y ha advertido de posibles "problemas bilaterales" si no se ataja el aumento de cultivos ilícitos.

También ha amenazado con incluir a Colombia en una lista negra junto a Venezuela y Bolivia por incumplir sus compromisos internacionales en esa materia.

Durante la reunión entre Santos y Tillerson, el jefe de la diplomacia estadounidense analizará el estado de la implementación del acuerdo de paz firmado con las Farc y los hitos alcanzados hasta el momento.

El embajador de Colombia en Washington, Camilo Reyes, dijo recientemente que "ahora que es una nación en paz, Colombia está mejor posicionada para trabajar de la mano con los Estados Unidos y lograr aún más para la gente de nuestros dos países y para la región".

El miércoles, Tillerson sostendrá otra pequeña reunión en la embajada de Estados Unidos y luego se marchará a Jamaica, donde cerrará su gira regional.

 

Por: EFE