Cargando contenido

En los últimos años se ha presentado un fuerte debate sobre el racismo que existe en el cómic.

TINTIN
AFP

El célebre personaje de cómic Tintín comenzó a celebrar su 90 cumpleaños con la celebración de una mesa redonda en el Ayuntamiento de la ciudad de Bruselas, cuyo eje central ha sido el segundo volumen de la saga del intrépido reportero, "Tintín en el Congo".

El debate contó con la participación del periodista Olivier Rogeau; el abogado Alain Berenboom; el dibujante congoleño Barly Baruti; el representante del Colectivo para la Memoria Colonial Kalvin Soiresse Njali y los escritores Daniel Couvreur y Philippe Goddin, autor de "Las tribulaciones de Tintín en el Congo", un libro que descifra el volumen.

La mesa redonda estuvo marcada por la polémica suscitada en los últimos años a raíz de la presunta perspectiva racista que se desprende de la relación de los distintos personajes dentro de la obra, un punto de vista sobre el que coincidieron la mayoría de los participantes del debate.

En este sentido, Kalvin Soiresse Njali afirmó que "es necesario añadir una introducción al volumen en la que se advierta a los lectores de que hay imágenes racistas en el libro".

No obstante, los ponentes también quisieron subrayar el hecho de que la historia es producto del contexto sociocultural imperante en aquel momento, dentro de una época colonial, y es necesario enmarcarla dentro de ese periodo de tiempo para poder entender muchos de los comportamientos que desarrollan los personajes.

Como el escritor Daniel Couvreur argumentó durante su intervención, este volumen "es un reflejo de un mundo que ya no existe, donde en la cultura Occidental los hombres blancos eran superiores a los negros, por eso es necesaria una pequeña explicación previa de la historia, para entenderla y entender ese período de tiempo".

Philippe Goddin también quiso referirse a este hecho subrayando que "es necesario recontextualizar y relativizar las cosas, este problema es muy importante y hay que explicar el pasado".

"Por eso la lectura de 'Tintín en el Congo' es también un punto de partida para tratar de superar la mentalidad de nuestros abuelos y construir una sociedad menos racista", añadió.

Así con todo, y a pesar de cómo una obra casi centenaria pueda adaptarse a los nuevos tiempos, como afirmó Guy-Bernard Cadière "lo importante es que podamos tener un debate sobre la historia de un libro tan maravilloso".

Este es el primero de los eventos previstos para esta celebración el 90 aniversario del lanzamiento del primer volumen del famoso personaje de cómic belga, "Tintín en el país de los soviets", que continuarán a lo largo del fin de semana en la capital belga y en Lovaina la Nueva.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido