Foto AFP

Los puertorriqueños despertaron en una isla destruida y sin energía eléctrica por el paso la víspera del huracán María, que dejó un muerto antes de seguir camino hacia el norte de República Dominicana con vientos de 185 Km/hora.

En su arrasador paso por las Antillas Menores y las Islas Vírgenes estadounidense, oscilando entre las categorías 4 y 5 la mayor parte del tiempo, María ha dejado 10 muertos en total y la pequeña isla de Dominica destruida e incomunicada.

Rebajado a categoría 3 de la escala Saffir-Simpson (de máximo 5), su ojo rozará la costa norte de República Dominicana antes de adentrarse en el Atlántico Norte.

[imagewp:397512] Foto AFP

El presidente Donald Trump declaró "Zona de Gran Desastre" a Puerto Rico, un territorio autónomo estadounidense, lo cual libera fondos ilimitados de ayuda federal para una isla que desde mayo está en bancarrota.

Más tarde, Trump dijo a periodistas en Nueva York que Puerto Rico está "absolutamente arrasado".

Por ejemplo la zona de Ocean Park, parte del área turística de San Juan, está completamente bajo agua. Residentes en los segundos niveles de sus casas contemplaban la inundación mientras otros, en botes y kayaks, verificaban que sus vecinos estuvieran bien.

[imagewp:397513] Foto AFP

Varias tiendas del área han sido saqueadas y no se ve mucha presencia policial, aunque la gobernación ha informado de una decena de arrestos.

"No puedo creer que después de que hemos ayudado a la gente de otras islas después del huracán Irma, ahora tenemos que lidiar con saqueos aquí", dijo Alex García, uno de los residentes del área que llevaba agua a los atrapados.

El tráfico en las zonas transitables estaba entorpecido por árboles, escombros y planchas de zinc que salieron volando con los vientos y que los propios civiles intentaban remover.

El gobierno declaró toque de queda de 18H00 a 06H00 locales hasta el sábado

República Dominicana alerta

El gobierno de República Dominicana declaró alerta máxima y suspendió la jornada laboral del jueves.

Al despuntar el día, María estaba a unos 150 km al noroeste de Punta Cana, un balneario turístico a unos 200 km de la capital, Santo Domingo.

Las ráfagas tumbaron algunos postes de electricidad y cientos de personas se hallaban sin servicio.

Unas 10.000 personas se hallaban en albergues en distintos lugares el país, de acuerdo con el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) del gobierno.

"El observatorio meteorológico ubicado en el aeropuerto de Punta Cana reportó ráfagas de vientos por encima de los 100 kph y acumulados de lluvias de 111 milímetros en las ultimas 12 a 18 horas", especialmente en el este, detalló un comunicado.

Por AFP