Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Huracanes
AFP

La tormenta tropical Isaías redujo su velocidad en la aproximación final hacia la costa este de Florida (EE.UU.), donde no se descarta que pueda llegar a tocar tierra este domingo antes de seguir camino hacia el noroeste de ese país.

Según el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., los vientos máximos sostenidos de Isaías siguen en 100 kilómetros por hora, pero la velocidad de traslación bajó a 13 kilómetros, más lenta que hace tres horas.

Isaías, que hasta este sábado era un huracán de categoría 1 y dejó al menos dos muertos a su paso por el Caribe, está a 70 km al sureste de West Palm Beach y a 245 km al sur-sureste de Cabo Cañaveral.

También puede leer: ¿Por qué El Chavo y Chespirito salieron del aire en todo el mundo?

El centro de la tormenta estará hoy sobre o cerca de la costa floridana y el lunes y martes se desplazará desde el Atlántico a la altura de la costa de Georgia hacia otros estados del litoral este estadounidense, según el NHC.

Las advertencias de paso de huracán para el noroeste de Bahamas fueron retiradas, pero están activos avisos de vigilancia de marejada ciclónica y de tormenta tropical para una amplia zona que va desde el litoral de Florida hasta Carolina del Norte.

Isaías se mueve en dirección noroeste y así seguirá hasta esta noche, cuando virará al norte-noroeste y el lunes y martes al norte y después al norte-noreste a una velocidad mayor que la actual.

No se esperan cambios en la fuerza de los vientos de Isaías, que se extienden hasta 185 km de su centro.

Consulte además: Huracán Isaías avanza con fuerza por Centroamérica para llegar a Florida

Los fuertes vientos han dejado ya sin servicio eléctrico a 1.500 clientes del sureste de Florida, según la web especializada Poweroutage.us, y se han registrado hasta ahora una treintena de cancelaciones de vuelos en los aeropuertos de Fort Lauderdale y Orlando, según Flightaware.com.

Otra de las amenazas de la tormenta tropical son las posibles inundaciones por la combinación del aumento del nivel del mar por la marea y el fuerte oleaje, y el NHC alertó que en zonas de la costa este de Florida el agua podría elevarse hasta los 1,2 metros de altura entre las localidades de Júpiter y Ponte Vedra Beach.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.