Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Expresidente de Sudán, Omar al Bashir
Expresidente de Sudán, Omar al Bashir.
AFP

El expresidente sudanés, Omar al Bashir, que se encuentra encarcelado desde que fue depuesto por los militares en abril de 2019, fue trasladado desde la cárcel de Kobar a un hospital militar, después de que su estado de salud empeorara debido a la covid-19, informó a Efe uno de sus abogados.

Un miembro del equipo de la defensa legal de Al Bashir, Hashem Abu Bakr, dijo a Efe que la dirección de la cárcel de Kobar accedió a que el exmandatario fuera llevado en la tarde del jueves a un hospital de las Fuerzas Armadas ubicado en Um Durman, ciudad vecina de Jartum y que forma parte de la capital.

El traslado tuvo lugar después de que le visitara su médico privado y recomendara su ingreso inmediato en el hospital, y el propio centro de salud de la prisión apoyó el traslado de Al Bashir para que se someta a más exámenes, tras haber recibido tratamiento contra el coronavirus desde hace tres días.

Puede leer: Blinken y Lavrov se reúnen en Ginebra, firmes en sus posiciones sobre Ucrania

El abogado aclaró que Al Bashir se encuentra "bien" pero hay temores de que sufra complicaciones si no recibe seguimiento y tratamiento médico.

Abu Bakr agregó que su permanencia en el hospital dependerá de la opinión de los médicos, que apoyaron asimismo el traslado de su hermano Ali Hasan desde la cárcel a un hospital de cardiología debido a sus problemas cardíacos y tras haberse contagiado también por coronavirus.

El letrado destacó que hasta once dirigentes del régimen de Al Bashir que se encuentran en la cárcel están infectados, pero su estado es "estable" y reciben atención medica en las instalaciones penitenciarias.

También lea: Muere a los 74 años el cantante norteamericano Meat Loaf, ''ícono de los 90's''

En julio de 2020 arrancó el juicio contra Al Bashir y otros 17 figuras de su régimen por el golpe de Estado que perpetraron en 1989, cuando el militar se hizo con el poder, que ocuparía durante tres décadas.

Además, ya ha cumplido otra pena de dos años de cárcel por enriquecimiento ilícito y tráfico ilegal de divisas, porque cuando fue arrestado en 2019 fueron encontrados en su domicilio más de siete millones de euros y 300.000 dólares.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.