Cargando contenido

La ley considera que los productos básicos de aseo son esenciales.

Niños separados de sus padres inmigrantes en la frontera de EE.UU.
Niños separados de sus padres inmigrantes en la frontera de EE.UU.
AFP

Una corte federal de apelaciones de Estados Unidos sostuvo una decisión de un tribunal de menor rango que ordenaba al gobierno de Donald Trump entregar artículos de aseo a los niños migrantes detenidos en la frontera con México.

La decisión de esa corte de apelaciones de San Francisco es un revés para el gobierno de Trump que había recurrido la decisión tomada hace dos años por un tribunal que le obligó a dar a los niños artículos de aseo y a garantizarles condiciones adecuadas de temperatura, así como un lugar para dormir, comida y agua. 

Lea además: EE.UU. pone más trabas a solicitudes de asilo de inmigrantes centroamericanos

Esta decisión judicial se produce después de que varios reportes de congresistas y de organizaciones de derechos humanos hayan denunciado las condiciones higiénicas y las enfermedades en los centros de detención para inmigrantes, en su mayoría provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador. 

"Asegurar que los niños coman suficiente comida comestible, que beban agua limpia, que estén alojados en instalaciones higiénicas, con baños limpios, que tengan jabón y pasta de diente y que no estén privados de sueño constituyen sin duda condiciones esenciales de la seguridad de un niño", dijo el tribunal. 

Los tres jueces que analizaron la apelación determinaron que los productos de higiene básicos y las condiciones adecuadas para dormir son elementos esenciales dispuestos en una ley de 1997 que exige que las instalaciones sean "seguras e higiénicas". 

Lea también: Migración Colombia asegura que no se cerrará frontera a migrantes venezolanos

"La corte de distrito elaboró correctamente su argumentación al requerir estas condiciones en lugar de permitir que el gobierno decida si quiere darlas", agregaron los magistrados. 

El Departamento de Seguridad Nacional había apelado esta decisión argumentando que la ley no establecía específicamente qué artículos debían ser entregados. 

El mes pasado, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se declaró "profundamente impactada" por las condiciones de detención de los migrantes en Estados Unidos y subrayó que no habría que separar nunca a los niños de sus padres.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido