Estados Unidos está abierto a la idea de llevar a cabo operaciones militares conjuntas con Rusia contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en Siria, afirmó e el portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer. "Si hay un medio para combatir al Estado Islámico con cualquier país, sea Rusia o sea otro, y compartimos un interés nacional sobre la cuestión, entonces claro que estamos a favor", afirmó Sean Spicer en su primera conferencia de prensa bajo la presidencia de Donald Trump. Por otro lado, el presidente estadounidense Donald Trump se reunió este lunes con su homólogo egipcio Abdel Fatah Al Sisi, y le aseguró que esta dispuesto a continuar con la asistencia militar de Estados Unidos a Egipto, indicó el portavoz de la Casa Blanca. "El presidente se ha comprometido a continuar aportando una asistencia militar a Egipto y a trabajar con Egipto para asegurarse de que dicha asistencia apoya el combate militar contra el terrorismo", señaló Sean Spicer. La ayuda militar fue suspendida en un momento por el presidente Barack Obama, en reacción a la represión contra partidarios del expresidente egipcio Mohamed Morsi, y fue restablecida en marzo de 2015 con una aportación de 1.300 millones de dólares por año. Además el portavoz Spicer ha dicho que los inmigrantes en situación irregular y que posean antecedentes penales serán prioritarios en las políticas de deportación, como prometió en su campaña electoral el presidente Donald Trump. "Personas que pueden hacer daño o han hecho daño y tienen antecedentes criminales son el centro de la atención", dijo el nuevo portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, para quien "en la actualidad la prioridad está en las personas que han hecho daño a nuestro país". Spicer añadió que por el momento la prioridad del gobierno está en inmigrantes "que han quedado en el país más allá de sus visas, o que han cometidos crímenes. Pero avanzaremos en una forma sistemática y metódica". Trump, dijo el portavoz, "ha dejado muy, muy claro que precisamos orientar a las agencias a concentrarse en aquellos que están en ilegalmente en el país y tienen antecedentes criminales o representan una amenaza". "Por ahora, la prioridad clara está allí", señaló. Ante una consulta sobre si Trump tenía previsto firmar algún decreto borrando el beneficio del plan llamado "Acción Diferida para los Llegados en la Infancia" (DACA, en inglés), Spicer sugirió que de inmediato no debería haber novedades al respecto. El mecanismo DACA fue adoptado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama y permitía regularizar la situación de inmigrantes que llegaron ilegalmente a Estados Unidos como menores de edad y traídos por sus padres. Se estima que más de 740.000 personas regularizaron su situación mediante el mecanismo. Sin embargo, los padres de esos inmigrantes permanecieron en situación irregular. A fines de 2014 Obama firmó otro decreto que permitía extender el beneficio de DACA a los padres de personas que ya habían regularizado la situación, para evitar la división de familias por la deportación. Por AFP