Cargando contenido

Michael Cohen, el ex abogado personal del presidente, fue sentenciado a tres años de prisión.

Donald Trump
Donald Trump, presidente de EE.UU.
Foto: AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó hoy que "nunca" ordenó "quebrantar la ley" a su exabogado personal Michael Cohen, un día después de que un tribunal federal de Nueva York le sentenciara a 3 años de cárcel.

"Nunca ordené a Michael Cohen quebrantar la ley. Es un abogado y se supone que conoce la ley", recalcó Trump en su cuenta de Twitter.

Cohen fue condenado, entre otras cuestiones, por pagar por el silencio de dos mujeres que habrían mantenido relaciones con el mandatario, situación que podría poner en aprietos al propio presidente. 

En contexto: Exabogado de Trump, Michael Cohen, es condenado a 3 años de prisión

El exabogado de Trump se declaró culpable tanto en ese caso dirigido por el fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller, como en otro encabezado por fiscales de Nueva York, que le acusaban de evasión de impuestos, falsas declaraciones a un banco y violaciones de la ley de financiación de campañas electorales.

"Cohen fue culpable de muchos cargos no relacionados conmigo, pero se declaró culpable de dos cargos de campaña que no eran criminales y de los cuales probablemente no era culpable, ni siquiera por la vía civil", argumentó Trump.

Asimismo, el mandatario estadounidense aseguró que Cohen "simplemente aceptó esos cargos para avergonzar al presidente y obtener una sentencia de prisión muy reducida".

A lo largo del proceso, Trump ha cargado en varias ocasiones contra Cohen, a quien calificó de "débil" después de que este reconociera el pasado 29 de noviembre que había mentido ante el Congreso sobre el proyecto inmobiliario de su exjefe en la capital rusa.

Leer más: Por trama ruso, exabogado de Trump declara culpabalidad por mentir en Congreso

El lunes, Trump describió como una "simple transacción privada" el pago que Cohen hizo a dos mujeres con las que el ahora mandatario presuntamente había tenido relaciones sexuales, a pesar de que se hizo en la recta final de la campaña electoral y no fue declarado como gasto político, lo que violaría las leyes electorales.

Durante su alegato final antes de oír la sentencia, Cohen aseguró este miércoles que su "debilidad" había sido tener una "ciega lealtad a Trump".

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido