Cargando contenido

De no frenar la llegada de inmigrantes los impuestos llegarían hasta un 25% advirtió EE.UU.

Niños migrantes separados de sus familias al ingresar a Estados Unidos
Niños migrantes separados de sus familias al ingresar a Estados Unidos por la política de "Tolerancia Cero".
AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que impondrá aranceles progresivos a México hasta que se detenga el flujo de inmigrantes indocumentados que llegan desde ese país a la frontera estadounidense.

Tras el anuncio, su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, le pidió en una carta "profundizar en el diálogo" migratorio para evitar cualquier confrontación, poco después de que un alto funcionario mexicano tildara de "desastrosa" la decisión estadounidense.

Consulte: Obama, la estrella que brilló en el Vtex Day de Sao Paulo

"El 10 de junio, Estados Unidos impondrá un arancel del 5% a todos los bienes que ingresan a nuestro país desde México, hasta el momento en que los inmigrantes ilegales que llegan a través de México a nuestro país PAREN", dijo Trump en un tuit. 

"Los aranceles aumentarán gradualmente hasta que se resuelva el problema de la inmigración ilegal, momento en el que se eliminarán", agregó.

La Casa Blanca explicó que los aranceles aumentarán a 10% el 1 de julio, y luego tendrán incrementos de 5% cada mes hasta alcanzar el 25% el 1 de octubre. 

"Si la crisis de la migración ilegal se ve aliviada a través de acciones efectivas tomadas por México, que serán determinadas a nuestra exclusiva discreción y criterio, se eliminarán los aranceles", explica la misiva del Gobierno Trump.

Según la declaración de la Casa Blanca, Estados Unidos ha sido "invadido" por cientos de miles de personas provenientes de México, y este país no ha hecho nada para detenerlos.

"La cooperación pasiva de México para permitir esta incursión masiva constituye una emergencia y una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional", indicó.

- Respuesta mexicana -

El mandatario mexicano, López Obrador, quien también había anunciado este jueves la entrega del T-MEC al Senado, pidió a Trump en su carta "buscar alternativas de fondo al problema migratorio".

Para ello anunció que este mismo viernes viajará a Washington una delegación mexicana encabezada por el canciller Marcelo Ebrard para dialogar. "No quiero la confrontación", aseguró.

Desde octubre, por México han pasado oleadas de migrantes, en su mayoría centroamericanos escapando de la violencia en sus países, que buscan llegar a Estados Unidos a pedir asilo, lo que ha desatado la furia de Trump.

El jueves el mandatario informó la detención de 1.036 inmigrantes ilegales que ingresaron a territorio estadounidense la víspera en un sector de Texas, un récord.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) informó que los 934 miembros de familias, 63 menores no acompañados y 39 adultos solteros arrestados eran de Guatemala, Honduras o El Salvador.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, no quiso especificar qué tipo de decrecimiento en el cruce de migrantes podría llevar al levantamiento de los aranceles. "Vamos a considerar el éxito por el número de personas que crucen la frontera y ese número debe comenzar a reducirse inmediatamente de manera significativa", dijo.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido